Nuestros sitios
Ver edición digital Título de la edición actual
Compartir

NOM 035, clave para prevenir niveles de ansiedad y estrés en el retorno laboral

El retorno laboral acelerará el proceso que inició el año pasado para la implementación de la NOM 035 y la obligación de los patrones de evitar condiciones que dañen la salud mental de los trabajadores.


Mit Sloan 18 Jun 2020
NOM 035, clave para prevenir niveles de ansiedad y estrés en el retorno laboral

El 23 de octubre pasado inició la implementación parcial de la NOM 035 sobre factores de riesgo psicosocial en el trabajo, proceso que continuará este año y se verá intensificado por la pandemia del Covid-19, pues el confinamiento ha tenido elementos que pueden ocasionar trastornos mentales en los trabajadores, lo que precisamente busca prevenir dicho paquete de reglas de salud laboral.

De acuerdo con Ariel Almazán, director de Wellness de Mercer Marsh, el home office, por ejemplo, puede representar riesgos psicosociales en las personas, que a su vez desencadenan en trastornos mentales. Los cambios repentinos que llevaron a la transición al teletrabajo, con el componente adicional de que la medida principal para evitar contagios es permanecer encerrado, ha generado un desbalance entre la vida personal y laboral, los horarios se han desdibujado, la incertidumbre de si se conservará el empleo o no, entre otros aspectos, son elementos que pueden dañar la salud mental de los trabajadores.

De cara al retorno, los centros de trabajo deben considerar el bienestar emocional y la salud emocional con los que se reincorporarán las personas, comentó el especialista. En ese sentido, la continuidad de la implementación de la NOM O35 jugará un papel clave, por ello, hoy más que nunca el proceso que iniciaron las empresas el año pasado a favor del cuidado de la salud mental de los colaboradores debe seguir durante el retorno laboral.

“El home office en estos momentos, si bien es cierto que la tecnología se ha convertido en uno de nuestros grandes aliados, al día de hoy está empezando a jugarnos chueco y qué pasa con la gente: tenemos gente que se conecta de las 7 de la mañana a las 7 de la noche o incluso más tiempo y eso está generando en estos microambientes de trabajo que diferentes factores de riesgo psicosocial pudieran realmente sobreexpresarse”, dijo Ariel Almazán durante el webinar NOM 035 ante la nueva normalidad, organizado por Factor Capital Humano.

En ese sentido, el trabajo que por normatividad tenían que venir realizando las empresas en torno a la prevención de factores de riesgo psicosocial debe fortalecerse durante el retorno laboral, precisó el especialista.

Sin importar que las personas se encuentren trabajando desde casa, las empresas pueden comenzar por identificar los elementos del trabajo remoto que pueden ocasionar daños a la salud mental de los colaboradores y comenzar a prevenirlos.

“Evitar que la gente que está trabajando bajo estas modalidades de pronto llegue a presentar efectos como depresión, como ansiedad, como trastornos de sueño, finalmente es lo que no queremos que ocurra, teniendo en cuenta un adecuado control, una adecuada identificación de estos factores de riesgo psicosocial, que me permitan de alguna manera evitar que la gente caiga en diferentes riesgos“, acotó.

Arial Almazán recordó que la Secretaría del Trabajo y Previsión Social no se ha pronunciado en cuanto a una prórroga para el cumplimiento de la NOM 035, por lo que su aplicación sigue vigente en los tiempos que establece la propia norma y ello significa que las medidas pueden ser inspeccionadas por las autoridades.

Por otra parte, Alfredo Rojas, director de Operaciones de UGIN, resaltó que la NOM 035 será importante en la nueva normalidad, pues tiene disposiciones relacionadas con la infraestructura y las medidas de seguridad en las empresas.

“Por estas razones es de vital importancia que todas las organizaciones que empiecen a retomar labores cumplan con toda la metodología de la Norma 035 y eviten multas adicionales por el incumplimiento con la Secretaría del Trabajo”, agregó.

Conocer a los trabajadores, enfatizó, es clave para la implementación de la NOM 035, pues la mejor vía para tomar decisiones relacionadas a la prevención de los factores de riesgo psicosocial son los datos puntuales de los colaboradores.

Implementación gradual

La entrada en vigor de la NOM 035 está dividida en dos etapas, la primera comenzó a partir del 23 de octubre del año pasado y, con ella, la obligación de las empresas de identificar a los trabajadores sometidos a un acontecimiento traumático severo, para canalizarlos a su atención médica.

Además, se deben tomar acciones preventivas como el diseño y aplicación de políticas internas para prevenir los factores de riesgos psicosocial y violencia laboral, promoción de un entorno organizacional favorable, mecanismos de recepción de quejas y difusión de políticas de salud laboral entre los trabajadores.

A partir del 23 de octubre de este año, cuando entra en vigor la segunda fase, las empresas estarán obligadas a identificar los factores de riesgo psicosocial y a realizar la evaluación del entorno organizacional para tomar acciones correctivas con base en los resultados. Es importante aclarar que la NOM 035 no impone medidas específicas, dependerá de la empresa y su realidad, las políticas que aplicará.

Las disposiciones son diferenciadas y dependen del tamaño de la empresa, por lo que no todos los centros de trabajo estarán sujetos a realizar las evaluaciones. Sin embargo, las reglas generales para todos los centros de trabajo son las medidas preventivas.

Jornadas laborales superiores a las que marca la ley, violencia laboral, liderazgos tóxicos, cargas de trabajo o bajo control en el puesto son algunos de los tantos factores de riesgo psicosocial que considera la NOM 035 y, por lo tanto, son elementos que pueden ocasionar un daño a la salud mental de los trabajadores.