Nuestros sitios
Ver edición digital Título de la edición actual
Compartir

Telemedicina, una alternativa para promover la salud del capital humano

Mit Sloan 26 May 2019
Telemedicina, una alternativa para promover la salud del capital humano

La telemedicina puede convertirse en aliado de las empresas para cuidar la salud de sus colaboradores. ¿A quiénes ayudaría y cómo?  


La telemedicina puede convertirse en aliado de las empresas para cuidar la salud de sus colaboradores. ¿A quiénes ayudaría y cómo?

La telemedicina no es nueva y tiene muchas variantes. Desde 1998 la Organización Mundial de la Salud (OMS) la proponía como una forma de atención sanitaria, ideal para tratar a poblaciones de difícil acceso. Requiere de profesionales sanitarios capacitados en tecnologías de la información, que desde ellas puedan hacer diagnósticos, prevención y tratamiento de enfermedades, así como realizar actividades de evaluación de personas y sus comunidades.

A través del Centro Nacional de Excelencia Tecnológica en Salud (Cenetec) se han implementado programas para Telemedicina en algunos estados del país, donde la capacitación se ha realizado exclusivamente de manera local y específicamente en el uso de los componentes tecnológicos para las videoconsultas.

Para el sector empresarial es una oportunidad estratégica: un programa bien diseñado de telemedicina le permite crear programas de salud preventivos y curativos, así como realizar monitoreos médicos de colaboradores, lo que contribuye a la rentabilidad. Al eliminarse las barreras físicas de las organizaciones, su alcance se incrementa hasta un 100 por ciento.

La Organización de Estados Americanos (OEA) encontró múltiples beneficios para el paciente con esta modalidad: ahorra tiempos de respuesta, se hacen diagnósticos con bases de datos en línea, es más fácil obtener una segunda opinión, se pueden revisar pruebas ─electrocardiogramas, radiografías, datos clínicos─ a distancia, hay atención personalizada y mejor calidad de servicio.

La experiencia en el país

La telemedicina en México es una estrategia poco explorada en el ámbito empresarial. Las grandes empresas son las que más se beneficiarían de estas iniciativas, ya que debido a su tamaño suelen tener dispersos a sus colaboradores en plantas, puntos de ventas o centros de distribución y, en muchas ocasiones no cubren los requerimientos mínimos de personal de salud ─tres médicos por cada 1000 personas-, de acuerdo con recomendaciones de la OMS.

Todo sector que involucre producción y distribución sería ampliamente beneficiado dado el alcance que lograría entre sus colaboradores. Los efectos positivos de la telemedicina entre el capital humano de las empresas está, primeramente, en contar con un servicio de salud al alcance de su mano con el uso de la tecnología.

Es particularmente eficaz en tratamientos de enfermedades crónicas, pues permite mayor accesibilidad a un seguimiento periódico de la enfermedad y su tratamiento, esto genera importantes ahorros en los costos de salud.

En el marco de la nueva normatividad para las empresas en materia de salud, el uso de herramientas tecnológicas permitirían llevar a cabo una mejor gestión de los servicios de salud para sus colaboradores y les abriría  un ámbito práctico y eficiente, que contempla diagnósticos clínicos remotos, vigilancia médica, control y monitoreo de enfermedades, expedientes clínicos electrónicos, capacitación para el personal médico y el análisis de los datos de salud obtenidos.

¿Qué debemos tomar en cuenta?

Si una empresa se interesa en la telemedicina como una herramienta de apoyo para velar por la salud de sus colaboradores, sería importante que considere:

  1. La tecnología utilizada debe ser amigable para que el usuario tenga una experiencia fluida que garantice que vuelva querer a utilizar el servicio;
  2. Que le permita realizar mediciones que aporten valor al diagnóstico médico y proporcionen información relevante para la toma de decisiones del especialista en la salud;
  3. Si ofrece videoconsulta, garantizar la comunicación sin interrupciones on demand; y
  4. Que permita realizar registro de mediciones, diagnósticos y datos relevantes tanto para el usuario como para la empresa al momento de diseñar estrategias de atención en salud para sus colaboradores.

México podría hacer de la telemedicina un aliado natural y constante. Una propuesta para el ámbito empresarial se encuentra en la creación de kioskos que permitan hacer consultas a distancia, gestionar y administrar información, estadísticas, consulta de resultados en tiempo real y su envío al colaborador por medio de correo electrónico, lo que permitiría identificar a la brevedad riesgos de salud de los trabajadores y prevenir en las empresas mayores costos por complicaciones.

*El autor es fundador y director general de BMSA Group. Cursa el doctorado en Gestión Estratégica y Políticas del Desarrollo en la Universidad Anáhuac.