Nuestros sitios
Ver edición digital Título de la edición actual
Compartir

¿Qué retos tecnológicos plantea hacer home office de manera masiva?

Especialistas recomiendan hacer uso óptimo, solidario y responsable de la red en un contexto de conexiones masivas debido al aislamiento social y el teletrabajo por el Covid-19.


Mit Sloan 30 Mar 2020
¿Qué retos tecnológicos plantea hacer home office de manera masiva?

La pandemia del Covid-19 tiene diversas aristas; la principal sin duda es la salud. Sin embargo, de manera natural varios sectores se han visto alterados. Uno de ellos es el digital. ¿Qué sucederá con la masa crítica de 80% de la población que hace uso de Internet y está comenzando a conectarse desde su casa al mismo tiempo? Rafael Pazarán, especialista en tecnologías y seguridad de la información de la Universidad La Salle platicó sobre este fenómeno con El Economista.

“Ya lo mencionaba Michael E. Porter en su libro La ventaja competitiva de las naciones, pero el Covid-19 fue un acelerador de un fenómeno llamado los emergentes o los sustitutos de las fuerzas competitivas”, refiriéndose a los más preparados para esta transición digital.

El especialista explicó que muchas empresas no tenían siquiera el plan para realizar trabajos en modalidad virtual, pero el tema hoy se ha complicado porque muchas organizaciones tuvieron que actuar en forma repentina; otras pudieron hacerlo de forma gradual y más o menos segura. Esto es importante, porque la migración y gobierno de datos también pueden perderse de no tener cuidado.

“La realidad es que en México y en general en América Latina las infraestructuras de Internet están en proceso de madurez”, dijo, “pero con un nivel aceptable”. Esto se mide en megas efectivos, tener Internet en todo momento, o la cantidad de caídas. “Hasta ahora ha sido lo suficiente para soportar la cantidad de operaciones que se están generando desde casa”.

Agregó que, “a nivel global, hemos detectado un incremento de 40% en el tráfico de Internet desde que inició la pandemia (de enero a la fecha)”.

Además, hay que distinguir entre una caída de Internet y el servicio de distintas aplicaciones. “La caída de Internet es muy remoto que ocurra. Las empresas están preparadas y se tiene una arquitectura sólida. Sin embargo, esto no la va a eximir de tener fallos en esta pandemia (caídas ligeras, momentáneas, servicios lentos)”.

Que el Internet se caiga, entonces, es poco probable, lo que sí es más probable es que las plataformas que tuvieron que crecer exponencialmente para prestar servicios y realizar trabajo a distancia se saturen y se caigan. La ventaja es que existen diversos aplicativos y opciones que permiten distribuir la carga, entre ellas, Zoom, Hangouts, Moodle, Blue Jeans y Teams de Microsoft.

Para el tema de entretenimiento, plataformas como Amazon Prime, Claro video, YouTube y Netflix sí han presentado horarios poco usuales en el uso de estos servicios, por tener mayor población en casa utilizando el streaming. Sin embargo, en el caso de Netflix, por ejemplo, se tiene una colaboración con Amazon y Microsoft, su información está en la nube, por lo que, si detectan cambios, de manera pronta y oportuna, se habilitan servidores.

El maestro Pazarán aseguró que el Internet y las tecnologías de la información son ya un elemento estratégico de cualquier organización y a veces faltan este tipo de situaciones para que líderes y tomadores de decisiones le den un poco más de relevancia en la mesa estratégica. “En este momento, la forma de asegurarse de que las actividades continúen es a través de actividades de home office, y para ello la tecnología es fundamental”.

En las compañías no hay pánico

El equipo de Technology de AT&T en México coincide con el especialista. “Hasta el momento hay una tendencia de consumo normal”, dijeron a esta publicación. “Sabemos que la evolución natural del tráfico de la red en condiciones normales va en crecimiento. Sin embargo, lo que hemos visto hasta ahora se encuentra dentro del estándar”.

Aseguran que garantizar la continuidad de sus servicios en condiciones adversas es lo más importante. Por ello, para atender esas contingencias ejecutaron un plan de reacción que permite actuar oportunamente mientras monitorean la evolución de la situación para estar preparados y tomar las medidas adicionales necesarias.

Cuentan con un Centro de Operaciones de la Red, con lo último en tecnología para la automatización y el control de redes. “Nuestro equipo de ingenieros monitorea las 24 horas, los 365 días del año, la infraestructura desplegada a lo largo y ancho del país para mantener la red activa y los servicios disponibles”.

También cuentan con la Certificación ISO 22301, que asegura que su Programa de Continuidad del Negocio cumple con el estándar internacional, lo que contribuye a fortalecer a la organización ante posibles contingencias o situaciones de crisis.

Por su parte, Telefónica Movistar aseguró que se mantiene la monitorización de todos sus sistemas y redes a fin de asegurar que la conectividad y que la red de telecomunicaciones funcione a pleno rendimiento, de una manera fiable, estable y segura. Además, han logrado importantes acuerdos con los principales operadores de contenidos digitales (Netflix, Google, Facebook) para optimizar la transmisión de sus contenidos.

Algunas recomendaciones para el trabajo en casa:

Rafael Pazarán, especialista en tecnologías

» Cualquier estrategia de esta naturaleza debe contemplar una cultura organizacional, con un programa y plantilla para poder medir el rendimiento desde casa y tomando en cuenta las nuevas condiciones. Pueden funcionar los entregables y reuniones espaciadas.

» Esto sin duda requiere de capacitación, pues el trabajo en casa es un desafío, ya sea por distractores, falta de práctica con las plataformas, necesidad de nuevas competencias, todo esto incluso para las nuevas generaciones, pues no es lo mismo usar las redes de manera recreativa que laboral.

» Hoy debemos identificar a los personajes dentro de las empresas a las que se les facilita el trabajo organizacional y a distancia, para que tomen el liderazgo y puedan organizar el trabajo.