Nuestros sitios
Ver edición digital Título de la edición actual
Compartir

Blockchain, la diferencia entre tener futuro en el mercado o no

Ravi Sarathy, entrevistado por Theodore Kinni 20 Dic 2022
Blockchain, la diferencia entre tener futuro en el mercado o no

Los directivos de las grandes empresas deberían aprovechar el potencial de la tecnología blokchain antes de que se utilice en su contra.


La revolución de blockchain se anunció con toda la fanfarria que suele acompañar a las nuevas tecnologías. Eso poco después de que los desarrolladores de bitcoin utilizaran por primera vez un libro de contabilidad distribuido para registrar transacciones en 2008.

Luego, como suele ocurrir con las tecnologías emergentes, las promesas de blockchain chocaron con las realidades del desarrollo.

Estados Unidos avanza en su batalla para acabar con la utopía cripto

Ahora, una década y media después, esa promesa inicial se está poniendo de manifiesto.

En su nuevo libro, Enterprise Strategy for Blockchain: Lessons in Disruption From Fintech, Supply Chains, and Consumer Industries, Ravi Sarathy, profesor de negocios internacionales en la Escuela de Negocios D’Amore-McKim, sostiene que la Tecnología de Contabilidad Distribuida (DLT) ha madurado hasta el punto de permitir una serie de aplicaciones que podrían perturbar sectores tan diversos como la fabricación, la medicina y los medios de comunicación.

Sarathy habló con Ted Kinni, editor colaborador sénior de MIT Sloan Management Review, sobre el estado de blockchain y las aplicaciones que son más relevantes ahora para las grandes empresas. También sobre cómo sus líderes pueden aprovechar la tecnología antes de que los competidores establecidos y nuevos la utilicen en su contra.

La tecnología blockchain ha tardado en imponerse en muchas grandes empresas. ¿Qué lo está frenando?

Sarathy: El blockchain es una tecnología compleja. A menudo se asegura mediante un elaborado rompecabezas matemático que consume mucha energía y requiere grandes inversiones en informática de alta potencia.

Esto también limita el volumen de transacciones que pueden procesarse fácilmente, lo que dificulta el uso de blockchain en un entorno que implica miles de transacciones por segundo. La interoperabilidad es otro reto tecnológico.

Existen muchos protocolos diferentes para ejecutar cadenas de bloques, por lo que si es necesario comunicarse con otras cadenas de bloques, se crean puntos débiles que pueden ser pirateados.

Aparte de los retos tecnológicos, está la cuestión del coste y el beneficio. Blockchain no es gratis ni fácil de vender. Requiere importantes recursos financieros y humanos, y eso es un problema porque es difícil convencer a los directores financieros de que te den unos cuantos millones de dólares. Además de unos cuantos años para desarrollar una aplicación blockchain cuando no tienen estimaciones claras de los retornos o beneficios esperados.

Por último, existen retos organizativos. Una blockchain pretende ser una red transparente y descentralizada en la que todos hablen entre sí sin intermediarios organizados en un mundo de jerarquías.

Hacer esa transición puede requerir un largo salto filosófico y cultural para las empresas tradicionales acostumbradas a una cadena de mando. La confianza también se convierte en un gran problema, sobre todo cuando empiezas a añadir empresas independientes a una cadena de bloques.

¿Por qué los directivos de las grandes empresas deberían plantearse ahora la blockchain?

Sarathy: En los últimos 15 años, los informáticos han estado trabajando continuamente para mejorar la tecnología subyacente. Y aunque esos obstáculos no se han superado del todo son mucho menores que cuando se introdujo por primera vez blockchain, y estas barreras se están reduciendo.

El problema de la relación coste-beneficio puede superarse con un buen proceso para proyectos piloto. Los problemas organizativos dependen de la empresa y su cultura, pero la propia blockchain puede servir como motor de confianza.

Además, hemos visto el desarrollo de blockchains con permisos, que permiten a las empresas mantener un mayor control. Todas estas son razones por las que los líderes que se desilusionaron con blockchain al principio podrían querer considerarlo seriamente ahora.

Metaverso: Tendencias que marcarán su futuro en 2023

El blockchain se basa en el control descentralizado. ¿No es una contradicción la idea de una cadena cerrada?

Sarathy: En cierto modo, sí. El punto fuerte de una cadena de bloques es que la mayoría de los nodos tienen que validar una transacción y que sus tokens crean un incentivo económico para no hacer trampas.

Al pasar a una cadena de bloques autorizada, se reduce el número de nodos que participan en la aprobación de una transacción. Por tanto, se crea más riesgo y se puede socavar la confianza en la cadena de bloques. Pero es un compromiso que los líderes deben tener en cuenta.

Vitalik Buterin, el cofundador de Ethereum, propuso por primera vez el trilema de la blockchain preguntándose: “¿Cómo maximizar simultáneamente la velocidad, la escalabilidad y la seguridad?“.

Actualmente, una tiene que ceder para que las otras dos mejoren. Los líderes tienen que averiguar cómo equilibrar las tres cualidades de la forma que mejor funcione para sus organizaciones.

Como resultado, hay diferentes sabores de blockchain, dependiendo de los problemas que se estén resolviendo y del número de partes que necesiten participar en la toma de decisiones. Y hay situaciones en las que una blockchain con permisos podría funcionar bastante bien.

Por ejemplo, si la Reserva Federal utilizara blockchain para gestionar transacciones financieras, podría decir:

“Bueno, podemos restringir el número de nodos a sólo las instituciones financieras de importancia sistémica, tal vez 100 o así”.

Al reducir el número de nodos, la cadena de bloques de la Reserva Federal se caracterizaría por su alta velocidad y escalabilidad. Y como la Fed tendría plena confianza en los bancos que incluyera, la confianza no sería un problema importante. Aunque siempre existe el riesgo de que uno de los bancos incluidos pudiera verse comprometido por un actor malintencionado.

Muchas empresas emergentes están creando negocios en torno al blockchain. ¿Supone esto una amenaza para las empresas tradicionales?

Sarathy: Sí, porque la idea de la cadena de bloques es acabar con los intermediarios. Esto supone un gran riesgo para empresas de medios de comunicación como Spotify y empresas de calificación de consumidores como Experian.

¿Qué ocurre con el modelo de negocio de Spotify si los músicos pueden interactuar directamente con los fans, o con Experian si los consumidores pueden controlar su propia información crediticia?

Los intermediarios tradicionales tienen que empezar ya a aprender a utilizar blockchain. No pueden permitirse esperar y decir: “A ver si pasa esto”.

¿Cómo podría responder una empresa como Spotify a una amenaza así?

Sarathy: Sus dirigentes podrían pensar más en las necesidades de los músicos y en cómo la empresa puede ayudarles, porque es probable que los márgenes asociados a sus tarifas de transacción caigan en picado.

Spotify también podría decidir entrar en el negocio de la producción, algo que ya ha empezado a hacer con los podcasts. Por cierto, la compañía ya está explorando cómo puede agilizar y reforzar su negocio mediante el uso de blockchain combinado con NFTs (tokens no fungibles). Esto para aumentar los ingresos de los músicos, mientras que las identidades verificadas por blockchain pueden reducir sus problemas con los free riders.

¿Cuáles son las aplicaciones de blockchain más prometedoras para los operadores tradicionales en este momento?

Sarathy: Una es la cadena de suministro. Maersk e IBM se unieron para crear TradeLens, una plataforma basada en blockchain diseñada para crear una única fuente de verdad para los envíos internacionales.

El envío es un proceso que ha sido difícil, lento y sujeto a fraude. Hay errores que provocan disputas y documentos perdidos que causan retrasos en aduanas y otros lugares.

Todas las partes implicadas pueden obtener una visibilidad completa de un envío en TradeLens. Los datos de las transacciones se actualizan constantemente para que las contrapartes sepan exactamente dónde está el envío y por qué etapas ha pasado. Incluso se pueden adjuntar conocimientos de embarque electrónicos o cartas de crédito para que los bancos pasen a formar parte de la blockchain y liberen el pago.

Otra aplicación prometedora es la co-innovación y el crowdsourcing. Ubisoft está experimentando con blockchain para facilitar el desarrollo descentralizado de videojuegos. En su Axie Infinity, el estudio de videojuegos Sky Mavis permite a los jugadores construir nuevos entornos y monstruos, creando así nuevos retos, y luego cobrar a otros jugadores una tarifa por acceder a ellos. Los activos de videojuegos creados por los usuarios pueden comercializarse como NFT, ganando tokens que pueden convertirse en intercambios digitales en criptomonedas o dinero fiduciario.

Blockchain para todos, ¿qué oportunidades ofrece esa tecnología?

¿Dónde deberían centrar su atención y sus esfuerzos los líderes que acaban de iniciarse en el uso de blockchain?

Sarathy: Creo que empezar con una cadena de bloques intraorganizativa, en lugar de una interorganizativa que incluya socios externos, es una buena idea.

Las aplicaciones internas son la fruta madura de la cadena de bloques, porque los datos que se necesitan son más accesibles y existe una mayor capacidad para exigir la participación y mantener el control.

Piensa en las auditorías internas. Las empresas necesitan auditorías porque necesitan verificar los datos, pero el blockchain, al asegurar la procedencia, puede garantizar que los activos están realmente ahí.

La función de auditoría interna probablemente no desaparecerá por completo, porque puede haber algunas áreas en las que no se puede confiar completamente en la cadena de bloques. Pero hará que las auditorías sean más rápidas y reducirá su coste. Hablando de desintermediación, considere las ramificaciones de eso para las grandes firmas de auditoría como PwC y Deloitte. Ellas han desarrollado aplicaciones de blockchain como Halo y Coinia para explorar las capacidades de blockchain en auditoría.

Los recursos humanos serían una muy buena aplicación interna de blockchain. Todas las empresas necesitan poder realizar un seguimiento de los individuos, desde la contratación hasta la jubilación, y a veces más allá.

¿Por qué se contrató a esta persona? ¿Qué se le prometió y en qué plazo? ¿Cuáles son sus objetivos y se han cumplido? ¿Quién la supervisará y cómo serán sus evaluaciones?

Las respuestas a todas estas preguntas pueden registrarse en la cadena de bloques, incluso cuando el estatus de la persona cambia constantemente en función de su rendimiento, sus evaluaciones y sus recompensas.

Es seguro, y se pueden crear niveles de acceso para que determinadas personas puedan ver ciertas cosas en determinados periodos de tiempo. Es escalable a miles o decenas de miles de personas. Se puede obtener una imagen muy completa de un colaborador en un solo lugar en cualquier momento. Y además puede ser una cadena de bloques completamente autorizada porque es interna de la empresa.

Has mencionado el reto de la relación coste-beneficio. ¿Cómo deben enfocar las grandes empresas el blockchain?

Sarathy: El punto de partida es comprender dónde se pueden aprovechar mejor las características de blockchain. Elabora una lista de los atributos de blockchain y determina si hay un buen ajuste entre esas características y el caso de uso que está considerando.

Por ejemplo, blockchain suele ser ideal en situaciones en las que se necesita tener mucha confianza en datos que cambian a menudo. Un caso de uso en el que se necesita poder rastrear, compartir y validar los datos (y si alguien intenta manipular los datos, es muy evidente) es un buen ajuste.

Un caso de uso que se beneficiaría de un contrato inteligente es otro ejemplo. Si tienes acciones que requieren una cierta secuencia basada en eventos que realmente se llevan a cabo o se desencadenan por un cierto evento o información, blockchain puede ser un buen ajuste. Así que empieza preguntándote: “¿Necesita mi caso de uso las capacidades únicas de blockchain?“.

Una vez que tienes un caso de uso prometedor, ¿qué es lo siguiente?

Sarathy: Una vez obtenida la aprobación, hay que poner en marcha un proyecto piloto. Eso significa elegir un protocolo y crear la cadena de bloques. Aquí es donde aprendes todos los pasos que hay que dar para crear una cadena de bloques.

Quizá contrates a un consultor para que le ayude con la arquitectura, pero no tendrá que reinventar la rueda. Hay software listo para usar o mucho software de código abierto en lugares como GitHub. Por supuesto, hay algunas cuestiones de seguridad en torno al intercambio de datos entre los distintos módulos.

Luego viene la parte realmente interesante, que es conseguir que la gente se suba a bordo. Se necesitan usuarios, y eso requiere un cierto grado de educación y formación, porque la gente va a tener miedo de cambiar a algo nuevo.

Tienes que tener campeones desde arriba que digan: “Oye, apoyamos esto, y realmente queremos que estés a bordo”. También hay que planificar el funcionamiento de la cadena de bloques en paralelo con el sistema heredado durante un tiempo. Porque nadie es lo suficientemente valiente o temerario como para decir: “Voy a pasar directamente del sistema heredado a la cadena de bloques“.

Después de poner en marcha el piloto, es hora de hacer balance.

¿Cuál es la reacción de los usuarios? ¿Se están cumpliendo los objetivos del proyecto piloto y podemos estimar el rendimiento de la inversión?

Hay que volver al consejo de administración y a la alta dirección y presentar los resultados. A veces los resultados pueden no ser alentadores debido a errores de ejecución, y es necesario volver a empezar.

Si un proyecto piloto de blockchain tiene éxito, ¿cómo sería el camino a seguir?

Sarathy: Las organizaciones probablemente deberían planificar pasar por fases con blockchain. Una vez que se tiene una aplicación interna con éxito, se puede empezar a pensar en ampliarla a una aplicación externa, que es un poco más complicada. Eso significa pensar en cosas como la interoperabilidad.

Al fin y al cabo, creo que la creación de una capacidad organizativa para blockchain es un ciclo iterativo que puede durar de dos a tres años, a medida que se realizan dos o tres proyectos piloto cada vez más complejos. Recuerda que necesitarás personas cualificadas, como programadores de cadenas de bloques que conozcan lenguajes especializados. Así como gestores de proyectos que tengan experiencia con blockchain y directores de sistemas de información que puedan priorizar y elegir entre varias propuestas de cadenas de bloques que compitan entre sí. Hay que crear y fomentar la capacidad.

El popular NFT Bored Ape se va a Hollywood

¿Con el tiempo, la cadena de bloques se convertirá en una herramienta de gestión?

Sarathy: Es una herramienta, pero también es una nueva forma de dirigir una empresa. Blockchain permite dar más autonomía a las personas y crear una organización más descentralizada.

Blockchain puede utilizarse para incentivar el comportamiento. En lugar de tener que gestionar a la gente, puedes utilizar el mecanismo de incentivos de los tokens dentro para fomentar los comportamientos. La teoría de juegos trata de cómo se comportan los humanos, a qué tipo de incentivos responden y cómo se pueden programar los incentivos en el juego.

Pero los economistas siempre han hablado de la teoría de juegos de forma muy teórica. Blockchain permite trasladar la teoría de juegos al taller y a la fuerza de ventas. Puede motivar y alinear a los colaboradores.

¿Cómo podría funcionar algo así?

Sarathy: Las empresas tienen presupuestos y objetivos, y los directivos tienen que medir el rendimiento de los empleados con respecto a ellos y ponerlo en una evaluación.

Entonces alguien vincula esa evaluación a una puntuación en una evaluación del rendimiento, y en función de eso, un empleado recibe una recompensa o una amonestación. Un incentivo basado en tokens incorpora esa idea a un contrato inteligente en una cadena de bloques.

En función del rendimiento de cada persona, los premios en tokens pueden ser automáticamente mayores o menores y pueden asignarse entre equipos. El contrato inteligente define el valor de los tokens, que se canjean por un aumento de sueldo, un ascenso o tiempo libre. Estas aplicaciones de blockchain pueden cambiar radicalmente la forma de gestionar a las personas.

Creo que, con el tiempo, las empresas lanzarán un enjambre de innovaciones de blockchain de este tipo, tratarán de abrirse camino a través de varias ideas y las probarán en pilotos, reduciendo gradualmente el número de aplicaciones a las más prometedoras.


SOBRE EL AUTOR

Ravi Sarathy es profesor de estrategia y negocios internacionales en la Escuela de Negocios D’Amore-McKim de la Universidad Northeastern. Es autor de Enterprise Strategy for Blockchain: Lessons in Disruption From Fintech, Supply Chains, and Consumer Industries (MIT Press, 2022).

Síguenos en Google Noticias para mantenerte informado 

Foto perfil de Ravi Sarathy, entrevistado por Theodore Kinni

Ravi Sarathy, entrevistado por Theodore Kinni

Ravi Sarathy es profesor de estrategia y negocios internacionales en la Escuela de Negocios D'Amore-McKim de la Universidad Northeastern. Es autor de Enterprise Strategy for Blockchain: Lessons in Disruption From Fintech, Supply Chains, and Consumer Industries (MIT Press, 2022).
Descarga GRATIS nuestro especial
descargable
Descarga AQUÍ el artículo completo Insights y conclusiones. Foro 2022 ¡Descárgalo GRATIS!
Síguenos en Google News MIT Google News