Nuestros sitios
Ver edición digital Título de la edición actual
Compartir

Las alianzas entre empresas son clave para continuar

En la era post pandemia es fundamental que las empresas, sobre todo las PyMES, busquen un beneficio estratégico compartido. Esto potenciará su crecimiento.

Por Julián Melo


Mit Sloan 27 Jun 2021
Las alianzas entre empresas son clave para continuar

La pandemia ha hecho que las empresas de todas las industrias apliquen estrategias creativas, diferentes y hasta inusuales con el fin de sobrevivir. Históricamente, las alianzas han sido una herramienta empresarial que ha servido para superar crisis, contribuir a los sectores y potenciar las economías.

Creo que las compañías, instituciones, gremios y entidades educativas debemos aprovechar este mecanismo para fortalecernos ante semejante coyuntura.

No estoy solo en ese convencimiento. Un análisis de la firma consultora en innovación digital, Opinno, asegura que, entre 10 diez tendencias post Covid-19, estará la consolidación de las organizaciones colaborativas, donde indica exactamente que:

“El Business Future Thinking se basará en la estrategia empresarial más futurista, colaborativa y abierta. A partir de ahora, la gestión empresarial manejará escenarios más o menos apocalípticos con planes de contingencia. Rodearse de visionarios, tecnólogos, futurólogos y envisioners, será cada vez más importante y las predicciones se harán a cada vez más corto plazo. Además, las empresas serán más colaborativas”.

También lee: 3 lecciones de transformación digital para entidades financieras

Ahora, cuando hablamos de tácticas inusuales, hago referencia a la capacidad de desarrollar acuerdos entre compañías o jugadores del mercado que se consideran competidores. El caso insignia de esto es el de Pepsi y Coca Cola. Ambas marcas hacen parte del programa Mi Tienda Segura, junto con Kellogg’s y Mars.

Formas novedosas de hacer alianzas

Otro aspecto a tener en cuenta es que una alianza puede ir más allá de la ‘firma’ entre dos compañías, ya que puede darse entre más. Existen casos de fusiones tipo hard, donde tres empresas han tomado la iniciativa de fusionarse para poder sobrevivir a momentos particulares o por el deseo de convertirse en referentes de una industria.

Para el caso particular de la educación, hemos visto cómo la pandemia ha llevado a aumentar los índices de deserción; ya sea en colegios, universidades y, en general, el sector. Millones de personas en todo el mundo han visto afectados sus ingresos y no han podido acceder o continuar realizando su formación para adquirir conocimientos, incluso, quienes estaban haciendo procesos de formación que aumentaban sus habilidades laborales.

Para contribuir a solucionar este problema y pensando que, efectivamente como advierte el dicho de “la unión hace la fuerza”, a principios de 2021 sellamos un pacto con el gigante de educación online, Coursera, donde se planteó que seis de nuestros cursos formaran parte de su catálogo. Esto con el objetivo de trabajar en pro de la educación, favoreciendo el acceso a procesos de formación de calidad.  

¿Cómo lograr alianzas exitosas?

Es importante que las organizaciones tengan una visión y cultura que le apuesten a lo mismo. Eso permitirá que al final se creen pactos y alianzas exitosas. Sería muy difícil que la cultura apuntara a rumbos distintos y se pudieran plantear objetivos comunes.

Eso generalmente traerá consecuencias negativas que se podrían ver reflejados en frentes complejos como las mismas finanzas; por lo que, no es recomendable.

Uno de los factores a considerar es que esta alianza permita a las compañías abarcar nuevos negocios y mercados, obtener presencia en países o regiones donde no se había podido establecer la marca. Eso es un plus real de lo que una alianza debe generar para triunfar.

Siempre tener la mente abierta

No es necesario que las alianzas se realicen con otra empresa de la misma industria. De hecho, puede resultar bastante estratégico hacerlo con alguna de otro sector para potenciar la producción de los productos o servicios, el marketing, la publicidad, la operación interna o el sistema de reparto.

Entender las necesidades de un socio potencial hará más fácil que se cierre un pacto y que este perdure en el tiempo. Cada cual podría tener unas razones diferentes para sellar el acuerdo. Para uno pueden ser las ventas y para el otro darse a conocer más.

Por eso, es relevante que se comprendan las necesidades y estar consciente de que no se trata solo de cumplir con los objetivos de cada uno, sino de buscar el beneficio estratégico compartido. Es necesario que las partes involucradas triunfen para que se llegue a un éxito general.

Esta puede ser también una oportunidad de aprendizaje y benchmark. Se puede aprovechar y analizar qué está haciendo bien la empresa aliada para ponerlo en práctica en tu organización. Allí es clave compartir información, parte de los procesos, contar experiencias, casos de éxito y aspectos organizativos (know how) del país.

Este 2021 seguirá siendo desafiante. Por lo tanto, es el momento idóneo para flexibilizarse y crear sinergias; para encontrar soluciones relevantes y diferenciadores a los retos que nos presenta la era post COVID.

También lee: 20 puntos para que las empresas se reinventen

Sobre el autor

Julián Melo es cofundador y CEO de UBITS, Emprendedor Endeavor y tiene estudios en Harvard Business School, Y Combinator y Stanford.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?