Nuestros sitios
Ver edición digital Título de la edición actual
Compartir

3 lecciones de transformación digital para entidades financieras

Mit Sloan 26 Jun 2021
3 lecciones de transformación digital para entidades financieras

El objetivo es crear productos financieros para estimular el crecimiento de las PyMES en América Latina mediante el uso de datos, IA y mejor experiencia de usuario.

Por Kathy Stares


Las PyMES han dominado el sector empresarial en América Latina a lo largo de los años. Las micro, pequeñas y medianas empresas representan el 99% de las unidades de negocios en la región y generan 67% del empleo. Así, constituyen el principal motor del desarrollo regional cuando se habla de inclusión social y crecimiento económico. Por ello deben de tener estímulos a través de los productos de las entidades financieras.

Sin embargo, las PyMES se han enfrentado durante décadas un déficit de financiamiento importante y persistente. Principalmente por la incapacidad de algunos bancos para ofrecer productos crediticios adecuados.

De acuerdo con el Instituto de Banca y Finanzas de Londres, las PyMES dedican un promedio de 30 horas para solicitar crédito y esperan un alrededor de 120 días para obtener los fondos, en caso de ser aprobados.

Por otra parte, las operaciones dirigidas por mujeres constituyen la mayoría de las PyMES, con el 60%. Pero aún existe una diferencia de ingresos entre las empresas propiedad de mujeres y hombres.

Las PyMES propiedad de mujeres desempeñan un papel fundamental en la economía mundial. Estimulan al sector empresarial en los mercados en desarrollo mediante la integración de las mejores prácticas tecnológicas en sus estrategias de gestión y utilizando tecnologías digitales para transformar sus modelos de negocio.

Cerrar la brecha de género y trabajar hacia la inclusión financiera brinda a América Latina la oportunidad de reactivar la situación económica de la región e igualar la brecha crediticia.

Entidades financieras en transformación

Para estimular el crecimiento en América Latina, las entidades financieras enfocadas en las pymes deben ser más digitales e interconectadas. La digitalización está reestructurando el mundo ante nosotros. Ahora es el momento de aprovechar todos los avances que se consiguieron el año pasado.

Los sistemas heredados anticuados ya no satisfacen las necesidades comerciales. Esto ocurre, porque tienen procesos de incorporación prolongados, sistemas de gestión de datos ineficaces, procesos no estructurados para la evaluación de riesgos y créditos, así como falta de capacidades de personalización,

Con base en la rápida aceleración de la era digital, he aprendido tres cosas que las entidades financieras PyMe pueden aplicar para adaptarse a las nuevas necesidades.

1. Aprovechar los datos y la analítica para mejorar la eficiencia de las financieras

Si alguna vez te has preguntado cuál es el significado real de los datos, considera que, en 2020, las personas generaron diariamente 2.5 trillones de bytes de datos.

El mundo se basa en datos y las empresas también deben hacerlo. En lugar de dejar que los datos se atrofien en una base o un tablero, las entidades financieras para pymes deberían aprovechar la información.

Las entidades financieras basadas en datos no solo son más hábiles y rentables, también pueden identificar rápidamente oportunidades de mercado y escalar su tecnología en diferentes regiones y entornos regulatorios.

El acceso a los datos en tiempo real les brinda la oportunidad de estructurar mecánicamente y personalizar préstamos según el perfil de una pyme.

Encontrar la interconexión entre el score crediticio, la duración del plazo y la garantía para evaluar el riesgo puede ser una de las tareas más difíciles para las entidades financieras.

Los métodos tradicionales de fijación de precios de préstamos pueden haber funcionado en el pasado, pero los problemas que incluyen la creciente demanda de los consumidores, las características limitadas y la descalificación de prestatarios calificados sesgan la forma en que se mide el riesgo crediticio de las pymes.

También lee: 20 puntos para que las empresas se reinventen

Hoy, no basta con entregar una cuenta básica y otorgar facilidades de préstamo para atraer y retener a las pymes. Las ofertas mejoradas en los puntos de venta, los mercados y un enfoque de marketing posicionado geográficamente son los requisitos mínimos para cumplir las expectativas, atraer y retener a las pymes.

2. Adoptar plataformas de IA para estimular el aseguramiento de la inclusión

El financiamiento es un requisito empresarial fundamental. Sin embargo, se han rechazado muchas solicitudes de préstamos para diversas formas de bienes y productos de consumo debido al escaso conocimiento sobre su información crediticia.

Ahí es donde intervienen las plataformas de Inteligencia Artificial (IA). Los sistemas de IA están diseñados para capturar, analizar y deducir datos por medio de actuadores que permiten el procesamiento de información sin supervisión.

Gracias a la creciente disponibilidad de datos, una mayor eficiencia algorítmica y altas capacidades informáticas, los avances en el aprendizaje automático ayudan a impulsar la adopción de la IA, como lo afirma la OCDE.

Hacer pronósticos precisos para el futuro es una necesidad empresarial y permite a los líderes tomar mejores decisiones para su empresa.

Los sistemas de IA ayudan a las entidades de crédito PyME a identificar patrones de riesgo y oportunidad. También muestran como a crear modelos para el futuro que puedan predecir y prepararse para acontecimientos sin precedentes.

También lee: 11 claves para una transformación digital exitosa

Su adopción generalizada entre las instituciones financieras PyME le permite a estas empresas tener mejor acceso al crédito y elimina los prejuicios implícitos relacionados con el género, la etnia, la geografía y el entorno socioeconómico.

Además, las plataformas de IA ofrecen la capacidad de reducir el costo de capital para las pymes y disminuir el riesgo de incumplimiento para las instituciones financieras.

De esta manera, las PyMES avanzarán hacia fuentes formales de crédito debido a mayores opciones de financiamiento, tasas competitivas y facilidad de acceso a los fondos. Esto gracias a que la tecnología impulsa oportunidades de crecimiento para este mercado desatendido.

3. Mejorar la experiencia del usuario para rediseñar los procesos back-end

La tecnología ha impactado la industria crediticia. Uno de los aspectos más evidentes en que lo ha hecho es en cómo las PyMES esperan comunicarse con sus entidades financieras desde el principio hasta el final de un servicio.

Las entidades líderes establecen un alto estándar para su experiencia de usuario. El objetivo no es simplemente obtener mejores resultados de los procesos estandarizados fuera de línea, sino equiparar la experiencia de compra y usar bienes y servicios a través de plataformas de comercio móvil.

El rediseño de los procesos back-end ayuda a mejorar la experiencia del usuario mediante el uso de la automatización para eliminar tareas manuales y reemplazarlas con la integración de datos que posibilita la toma de decisiones casi en tiempo real.

La optimización de las capacidades de personalización permite a las instituciones financieras organizar y perfeccionar sus aplicaciones. Esto ayuda a garantizar un fácil acceso y adaptabilidad para los clientes.

Un proceso de solicitud de financiamiento mejorado puede derivar en una más alta conversión de solicitantes, mayor satisfacción, retención y renovación del cliente, y menores costos marginales y tasas de morosidad.

Además, las interfaces de cliente en línea rediseñadas pueden eclipsar los sistemas heredados al respaldar la autogestión de cuentas de préstamos para las pymes.

En un entorno cambiante, puede resultar difícil identificar qué factores estimulan el crecimiento de una economía. Sin embargo, tenemos una respuesta frente a nosotros: ayudar a las pequeñas y medianas empresas que crean empleo y permiten el crecimiento económico.

Las instituciones financieras pyme aún tienen trabajo por hacer para comenzar el proceso de cerrar la brecha crediticia para estas empresas. No obstante, al prestar atención a estas lecciones, están mejor preparadas para ayudar a las PyMES a crecer. De forma particular a las empresas que son propiedad de mujeres.

Sobre la autora

Kathy Stares es vicepresidenta ejecutiva para América en Provenir. Lidera los equipos de consultoría de ventas, éxito del cliente y preventa en el continente americano, y supervisa las alianzas estratégicas. Es licenciada en Artes de la Universidad de Toronto y obtuvo el certificado de Women of Influence. Tiene más de 20 años de experiencia y resultados en tecnología de servicios financieros.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?