Nuestros sitios
Ver edición digital Título de la edición actual
Compartir

Un año en pandemia: Muchos somos más productivos, pero estamos agotados

Los niveles de productividad y agotamiento parecen ir de la mano, ambos se han incrementado en el último año en los entornos digitales. Los trabajadores reportan más carga de trabajo y menos conexión con los líderes.


Mit Sloan 11 Abr 2021
Un año en pandemia: Muchos somos más productivos, pero estamos agotados

La productividad y el agotamiento son una combinación que se ha acentuado a raíz del teletrabajo masivo. Los altos niveles de rendimiento que se han reportado en algunos sectores han cobrado una factura: toda una fuerza laboral agotada.

De acuerdo con el reporte Tendencia Laboral de Microsoft WorkLab, la intensidad del trabajo digital ha incrementado drásticamente en el último año a raíz del impacto de la pandemia. La compañía analizó el uso de sus herramientas, como correo electrónico, plataforma para videoconferencias o software para elaboración de documentos, todos han tenido un mayor alcance debido al home office masivo. Pero al mismo tiempo, se detectaron mayores cargas de trabajo y niveles de agotamiento en los trabajadores.

“La productividad autoevaluada se ha mantenido igual o más alta para muchos empleados durante el año pasado, pero a un costo humano”, advierte Microsoft en su reporte.

A nivel global, en el estudio se reporta un incremento de 148% en el tiempo destinado a reuniones por semana en el último año, esto equivale a que las personas pasan en promedio 10 minutos más en una videoconferencia que lo observado previo a la pandemia. El promedio de duración de estos espacios pasó de 35 a 45 minutos comparando febrero de 2020 con el mismo mes de 2021.

El usuario promedio de Teams envía 45% más mensajes en los chats de trabajo por semana y se invierte 42% más tiempo atendiendo mensajes fuera del horario de atención. La tendencia sigue incrementando.

Al mismo tiempo, el 39% de la fuerza laboral reportó altos niveles de agotamiento y un 54% de los encuestados siente que tiene exceso de trabajo.

Las videoconferencias no son el único indicador del bombardeo digital que enfrentan los trabajadores. En un año, la cantidad de correos electrónicos entregados a clientes comerciales y educativos aumentó en 40,600 millones. En el caso de las personas que trabajan en la elaboración de un documento, se observó un incremento de 66 por ciento.

“Los trabajadores sienten la presión de mantenerse al día. A pesar de la sobrecarga de reuniones y chats, el 50% de las personas responde los chats de Teams en cinco minutos o menos, un tiempo de respuesta que no ha cambiado año tras año. Esto demuestra la intensidad de nuestra jornada laboral, y que lo que se espera de los empleados durante este tiempo, ha aumentado significativamente”, se resalta en el reporte.

Los altos niveles de agotamiento y cargas de trabajo en el entorno digital son una de las siete tendencias laborales identificadas por Microsoft WorkLab a un año de los cambios que impulsó la pandemia.

Un año en pandemia: Muchos somos más productivos, pero estamos agotados 0

Aislamiento y el costo para la innovación

El confinamiento masivo no sólo está desencadenando una crisis de agotamiento, también podría cobrar un costo en la innovación. El aislamiento de las personas en su vida personal a causa del confinamiento por la pandemia se está trasladando al terreno laboral.

El análisis del uso de Outlook y Teams reveló que aumentó la interacción con las redes cercanas de trabajo, pero disminuyó la colaboración con las redes distantes. Es decir, las personas buscan apoyo en su equipo de trabajo inmediato, mientras la conexión con las otras áreas se desvanece.

“En pocas palabras, las empresas se aislaron más de lo que estaban antes de la pandemia. Y aunque las interacciones con nuestras redes cercanas siguen siendo más frecuentes de lo que eran antes de la pandemia, la tendencia muestra que incluso estas interacciones de equipo cercano han comenzado a disminuir con el tiempo”, se destaca en el estudio.

Esta pérdida de conexión con el resto de los compañeros de trabajo implica menos innovación. Sin las interacciones con otros equipos de trabajo, es más difícil que surjan nuevas ideas, en estos momentos el pensamiento de grupo es algo que debe tomarse en serio, opina Nancy Baym, investigadora principal sénior de Microsoft.

Misma pandemia, distintas realidades

La pandemia ha puesto en evidencia que cada colaborador enfrenta una realidad distinta. El estudio muestra una brecha entre los líderes de negocio y los empleados en el cómo le está yendo con la crisis sanitaria.

La mayoría de los líderes de negocio declara estar prosperando en la pandemia, el 64% de ellos así lo percibe, una diferencia de 22 puntos con los trabajadores de primera línea que manifiestan no tener dificultades en el entorno actual.

Por el contrario, mientras el 39% de los líderes empresariales considera estar en un estado de supervivencia debido a la emergencia sanitaria, el 61% de los empleados afirma estar en esa condición.

“Esos encuentros improvisados ​​en la oficina ayudan a que los líderes se mantengan honestos. Con el trabajo remoto, hay menos oportunidades de preguntar a los empleados: ¿Cómo estás? Y luego captar las señales importantes a medida que responden. Pero los datos son claros: nuestra gente está luchando. Y necesitamos encontrar nuevas formas de ayudarlos”, expuso Jared Spataro, vicepresidente corporativo de Microsoft 365.

En otras palabras, hay una desconexión de los líderes de negocio con los colaboradores. Y a la par de esta ausencia, el 37% de la fuerza laboral considera que su empresa le está exigiendo demasiado en el contexto actual.