Nuestros sitios
Ver edición digital Título de la edición actual
Compartir

NOM de teletrabajo, ¿qué aspectos de salud y seguridad debe considerar su diseño?

Mit Sloan 20 Dic 2020
NOM de teletrabajo, ¿qué aspectos de salud y seguridad debe considerar su diseño?

La STPS creará una norma para atender aspectos de seguridad y salud en el home office. Las reglas tendrán que responder a vacíos que quedaron en la reforma referentes a accidentes de trabajo y riesgos psicosociales.


La reforma de home office aprobada en días pasados por el Congreso de la Unión, además de regular la modalidad y garantizar los derechos laborales de los teletrabajadores, establece un plazo de un año y medio para que la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) elabore una Norma Oficial Mexicana (NOM) para atender aspectos de salud y seguridad bajo esta figura.

Si un colaborador que labora desde su casa tiene un percance en su jornada, ¿debe considerarse accidente de trabajo? Este aspecto referente a la seguridad y la salud laboral es uno de los vacíos que dejó la reforma aprobada por el Congreso, pero que tendrá que quedar resuelto en los lineamientos de emita la STPS a partir del plazo estipulado cuando se promulgue la reforma en el Diario Oficial de la Federación.

Otra de los cuestionamientos con respuestas laxas, por ejemplo, tiene que ver con los riesgos psicosociales en esta modalidad laboral. Un estudio de EY muestra que en México el nivel de riesgo alto o medio por cargas de trabajo impactó a 7 de cada 10 trabajadores este año, esta cifra es el doble de lo reportado en 2019.

Mientras tanto, el nivel de riesgo alto o medio en el dominio de interferencia en la relación trabajo-familia abarcó a 40% de la fuerza laboral en 2020, un año antes la proporción era de 10 por ciento. En buena medida, estos aumentos se debieron a una transición rápida y, en algunos casos improvisada, hacia el teletrabajo.

Aspectos básicos de la NOM

La Norma Oficial que deberá diseñar la STPS tiene como objetivo atender los vacíos que dejaron las modificaciones a la Ley Federal del Trabajo aprobadas por el Legislativo. Pero ¿qué elementos hay que considerar en esta discusión? Desde el punto de vista de José Manuel Lucio Olvera, socio fundador de la Consultoría M&E Lucio Asociados, el primer paso es considerar el tipo de empresa que implementará esta modalidad de trabajo.

“Se tendrá año y medio para hornear la norma. Creo que debe haber una comisión consultiva entre la Secretaría del Trabajo, las centrales obreras y las cámaras patronales. Tenemos que ver qué tipo de empresas y qué tipo de industrias van a permitir el teletrabajo”, dijo el especialista durante un webinar organizado por la Federación Nacional de Salud en el Trabajo (Fenastac).

Sin embargo, subrayó Lucio Olvera, es importante observar la normatividad actual que puede complementar la NOM de teletrabajo, específicamente la relacionada al uso del equipo de protección personal, de ergonomía y de factores de riesgos psicosociales. “Aunque es un trabajo a distancia, el patrón no está exento del tema de riesgos de trabajo, y riesgos en el entendido que pueden derivar en un accidente o en una enfermedad”, afirmó.

La NOM de teletrabajo se tiene que diseñar poco a poco y “encadenarse” a otras normas para “llevar un estado de salud fijo, que garantice la seguridad del trabajo, tanto del personal presencial como del que se encuentra a distancia”.

En ese sentido, el especialista aseguró que el teletrabajo no tiene que ser un impedimento para conciliar la vida familiar y personal o un detonante de otros factores de riesgo psicosocial. “Esta hiperconectividad que tenemos, ha llevado hasta un desequilibrio físico del trabajador, por estar tantas horas frente a una computadora”.

Algunos cabos sueltos

Desde otra perspectiva, la reforma de teletrabajo trajo aspectos positivos como la desconexión digital o la igualdad de condiciones entre teletrabajadores y trabajadores presenciales. Pero, en un afán de protección, quedaron cabos sueltos, como lo es el pago de los servicios o el mobiliario ergonómico.

“La reforma tiene extremos realmente irrelevantes, ¿qué ocurre cuando son personas a las que no les puedo dar una silla ergonómica porque son muy bajas o muy altas, o tienen un problema lumbar y necesitan una silla distinta a la que puedo otorgarle?

“Esas cuestiones, así como pagar los servicios de telecomunicaciones y la parte proporcional de la luz, son puntos que podrían pactarse, pero no de una manera tan estricta, porque yo puedo tener un gasto de luz elevado y ¿cómo voy acreditar cuánto consumió la computadora o la impresora del trabajo? Eso es muy subjetivo”, señaló José Manuel Lucio Olvera.

Por último, el especialista recordó que, como toda herramienta de trabajo, los colaboradores que reciban equipo y mobiliario de las empresas para realizar sus labores desde casa están obligados a darles un buen uso, y así quedó plasmado en la reforma que avaló el Congreso.