Nuestros sitios
Ver edición digital Título de la edición actual
Compartir

La diversidad humana salvará su trabajo de la llegada de los robots

Ayanna Howard 21 Ene 2022
La diversidad humana salvará su trabajo de la llegada de los robots

Desde hace tiempo se considera que los robots están en la posición ideal para hacerse cargo de los trabajos más […]


Desde hace tiempo se considera que los robots están en la posición ideal para hacerse cargo de los trabajos más sucios, aburridos y peligrosos de la sociedad; desde robots aspiradores, hasta robots de fabricación, y robots militares. Todos esos roles, por supuesto, estuvieron en un momento en manos de humanos, y las personas en esas funciones seguirán siendo reemplazadas por robots.

Pero no estarán solos: los trabajos que clásicamente no encajan en la categoría de trabajos sucios, aburridos y peligrosos (o trabajos de las “tres D”, por el inglés dirty, dull and dangerous) también se consideran oportunidades para los trabajadores robot. Muchos roles donde la tecnología puede sustituir al poder humano se están reinventando y redefiniendo.

Entre esos puestos se incluyen el campo de la rehabilitación (con el uso de exoesqueletos mecánicos portátiles que reemplazan el trabajo manual de los fisioterapeutas) y el área de la entrega de paquetes (con el uso de drones y automóviles autónomos que reemplazan a los conductores humanos). Estas transiciones laborales de humano a robot están llevando a muchas personas a preocuparse por sus propios trabajos; por lo tanto, no sorprende que haya habido bastante discusión sobre cómo la robótica y la inteligencia artificial afectarán el futuro del trabajo y los roles de muchos más humanos.

Una forma de que las empresas aborden las preocupaciones sobre la seguridad laboral en la era de los robots es ampliar la conversación sobre robotización de las tres D a las cuatro D, incluyendo la diversidad.

¿Qué tiene que ver la diversidad con la robótica y el futuro del trabajo? Las investigaciones han demostrado durante mucho tiempo que cuando los humanos y los robots trabajan en colaboración, pueden complementar sus talentos, lo que resulta en mejoras en las tareas. Si bien las primeras tres D brindan razones para que los robots reemplacen a los humanos, la cuarta D, diversidad, brinda la razón para que los humanos permanezcan en muchos procesos de trabajo.

Los robots y la IA continuarán redefiniendo cómo y qué tipo de trabajo se realiza. Las máquinas podrán hacerse cargo de tareas cognitivas superiores que alguna vez requirieron experiencia humana calificada, como contabilidad financiera o programación básica. Pero nosotros, los humanos, en toda nuestra diversidad de experiencia, educación y conocimiento, aún podremos especializarnos en aquellas tareas que están definidas de manera única por nuestras propias capacidades humanas.

Aplicando un modelo DEI (diversidad, equidad, inclusión) para resaltar la relevancia humana

La introducción de la diversidad como un factor en el establecimiento de interacciones laborales entre humanos y robots obviamente evoca el concepto de DEI (diversidad, equidad e inclusión) que tiene un lugar central en los asuntos de relaciones humanas en el lugar de trabajo. Eso no es un accidente: hay paralelos en el valor de la diversidad en ambos ámbitos.

Cuando las organizaciones describen por qué la diversidad es importante en el contexto de las relaciones humanas, incluso desde una perspectiva meramente comercial, generalmente analizan cómo las diferentes perspectivas combinadas de un grupo diverso dan mejores resultados, mejores productos y mejores servicios. ¿Por qué debería ser diferente con los robots?

El desafío para las empresas es encontrar la mejor manera de integrar la diversidad humana en la robótica para que los trabajadores humanos sean más relevantes. Para hacerlo, las organizaciones pueden recibir orientación de los expertos de DEI:

Paso 1: Haga su investigación DEI. ¿En qué parte de sus procesos importa el toque humano diverso? Lo ideal es priorizar la integración de los beneficios potenciales de la robótica con la riqueza de los talentos humanos, en función de una evaluación rigurosa del estado actual de la organización. Identifique las habilidades especiales, la comprensión intuitiva y las capacidades de resolución de problemas que sólo tienen sus empleados humanos.

Por ejemplo, solucionar un nuevo problema técnico durante el lanzamiento beta inicial de un nuevo producto requiere paciencia, pensamiento creativo y la capacidad de comprender las frustraciones del cliente. Abordar ese mismo problema técnico después de la enésima queja, aunque de un cliente diferente, se vuelve bastante repetitivo. En ese momento, no continúe empleando humanos para una tarea que es adecuada para un robot.

Paso 2: Profundice en sus datos. La diversidad se enfoca en garantizar que la composición de su fuerza laboral represente una amplia colección de experiencias vividas. Mire en qué son buenos sus empleados humanos, qué nuevas habilidades se esfuerzan por aprender y qué resultados buscan lograr. Use lo que sabe sobre cómo las personas y los robots contribuyen actualmente a la misión del trabajo para considerar cómo se realizará el trabajo de manera colaborativa en el futuro.

La “inclusión” en esta esfera del negocio no se trata de encajar a las personas en la caja del robot en función de sus habilidades; más bien, se trata de expandir la caja del robot para incorporar esas competencias humanas.

Paso 3: Establezca objetivos medibles. Defina cómo se ve el éxito, tanto en términos de recursos humanos como de resultados laborales. Así como la mayoría de las empresas ahora informan sobre sus medidas de diversidad con respecto al talento de su fuerza laboral mientras establecen métricas para medir el crecimiento objetivo, lo mismo se puede hacer cuando se piensa en la diversidad humana. ¿Qué tipos y porcentajes de sus trabajos están ocupados por humanos versus robots? ¿Están sus empleados satisfechos con sus funciones actuales en la empresa? ¿Cuál es su tasa de deserción humana? ¿Ciertas clases de trabajo o datos demográficos tienen una rotación más alta que otros? Lo que es más importante, hágase responsable, especialmente estableciendo incentivos de gestión vinculados a la inclusión humana equitativa durante la invasión de robots.

Te puede interesar: https://mitsloanreview.mx/free/robots-y-etica-en-la-era-del-covid-19/

Fecha original de publicación: 12 Ene. 2022

Descarga GRATIS nuestro especial
descargable
Descarga AQUÍ el artículo completo El negocio de hacer el bien ¡Descárgalo GRATIS!