Nuestros sitios
Ver edición digital Título de la edición actual
Compartir

Salud mental en las organizaciones: cómo promoverla con éxito

Josh Bersin 05 Sep 2022
Salud mental en las organizaciones: cómo promoverla con éxito

Para lograr un impacto máximo y duradero, el cambio debe producirse en el contexto de la cultura organizacional donde se fomenten y normalicen las conversaciones sobre la salud mental de todos los colaboradores.


De los muchos problemas a los que nos hemos enfrentado a lo largo de los dos últimos años, quizá el más sorprendente pero importante sea el de la salud mental.

Los estudios muestran ahora que casi el 81% de los colaboradores se enfrentan a algún tipo de agotamiento o problema de salud mental, y el 68% de la fuerza laboral dicen que su trabajo diario se ha visto interrumpido por estos desafíos.1

La sanidad es uno de los muchos sectores, junto con el comercio minorista, el transporte y la hostelería, que se ha visto especialmente afectado por el agotamiento y el estrés, ya que una mano de obra física y mentalmente agotada se ha enfrentado a picos de demanda de servicios.

Grandes proveedores de servicios sanitarios como Provident y HCA, entre otros, nos han dicho que sus colaboradores están “sufriendo traumas, al igual que nuestros pacientes”. 

Consejos para promover la salud mental laboral

Esto, a su vez, está provocando enfermedades, absentismo y rotación de personal. 

También se produce un efecto dominó en los equipos restantes, ya que estos colaboradores están sobrecargados e intranquilos y se enfrentan a altos niveles de estrés para satisfacer las necesidades de los pacientes que son atendidos por menos personas.

De nuestras conversaciones periódicas con los responsables de Recursos Humanos de todo el mundo se desprende que las organizaciones que superan a sus homólogas son las que han cultivado un fuerte sentido de la empatía y la flexibilidad, han desarrollado nuevas habilidades para abordar las necesidades de los colaboradores y han ampliado el apoyo holístico a la salud mental de los colaboradores.

Al igual que muchos de los cambios que han surgido a raíz de la pandemia, este nuevo enfoque de la salud mental parece que será permanente

A medida que empiezan a ver el valor de la relación entre la salud mental, el bienestar y el rendimiento general de una empresa, las empresas líderes están haciendo un esfuerzo adicional para comprender y responder a la forma en que los colaboradores se sienten día a día.

El director general de Starbucks ha declarado públicamente que considera que la salud mental y emocional de los colaboradores de la empresa es su mayor reto tras la pandemia.2 

Morgan Stanley, que emplea a muchas personas con títulos superiores y con un rendimiento excepcional, tiene ahora un director médico dedicado a mantener y mejorar la salud mental en toda la organización.

Dentro de los departamentos de recursos humanos, estamos viendo una tendencia creciente de las empresas a promover nuevas funciones centradas en la medición y la mejora de la salud mental en el trabajo.

Nuestra investigación (un estudio de más de mil empresas) examinó qué prácticas empresariales y de las personas tienen el mayor impacto en los resultados empresariales, los resultados de las personas y la innovación.

Este análisis señala la importancia de pasar del enfoque tradicional de los beneficios para los colaboradores a uno que abarque el diseño del puesto y del trabajo, la gestión, las prácticas de recompensa, un compromiso demostrado con la seguridad psicológica y la equidad, y una cultura de escucha de los colaboradores.

Esta investigación demuestra que las organizaciones “sanas” superan a sus pares en una serie de aspectos. 

Las tasas de absentismo son casi 11 veces más bajas, y estos colaboradores tienen más de tres veces más probabilidades de retener al personal. 

Las empresas que se preocupan por el bienestar del personal tienen al menos el doble de probabilidades de deleitar a los clientes, de ser identificadas como un “gran lugar para trabajar” y de superar los objetivos financieros. 

Estas empresas también se adaptan más fácilmente al cambio y son más eficaces a la hora de innovar.3

Salud mental, la otra pandemia que se propaga entre la fuerza laboral

De asunto de RRHH a prioridad de la dirección

Hemos comprobado que en las organizaciones, cuanto más se priorice la salud mental, mayor será el impacto de las intervenciones. 

Hasta hace poco, la salud mental se consideraba un problema de beneficios, relegado al ámbito de Recursos Humanos. 

Las empresas ofrecían programas de asistencia a los colaboradores, por ejemplo, o redes de asesoramiento proporcionadas por los seguros para ayudar a los colaboradores a encontrar un consejero. 

Estos programas, aunque ampliamente disponibles, rara vez se utilizaban en la práctica, debido a la preocupación de los colaboradores por el estigma de pedir ayuda. 

Además, los gestores de beneficios estaban continuamente preocupados por el coste de los programas.

Ahora, esta ecuación ha cambiado por completo.

La salud mental está escalando en la agenda de la dirección, y se está disponiendo de dinero para invertir en la identificación y tratamiento de los problemas con soluciones positivas, proactivas y cada vez más creativas.

Las empresas pioneras están creando programas de permisos sabáticos, tiempo libre, prestaciones para el cuidado de los hijos y acuerdos laborales mucho más flexibles. 

Herramientas como los sistemas de retribución en tiempo real, las sesiones periódicas de feedback, la semana laboral de cuatro días y un mayor número de conversaciones con los directivos son esfuerzos por hacer el trabajo más humano y saludable para los colaboradores. 

Políticas sencillas, como permitir la presencia de perros en la oficina, pueden costar muy poco y, sin embargo, ser muy importantes para los c0olaboradores.

En muchos casos, las plataformas tecnológicas y las aplicaciones específicas están proporcionando algunas de las respuestas, desde aplicaciones de meditación orientadas a la atención plena hasta herramientas que mejoran la experiencia del colaborador ayudándole a aliviar la tensión administrativa. 

Pero para lograr un impacto máximo y duradero en la salud mental, el cambio debe producirse en el contexto de la cultura, donde se fomenten y normalicen las conversaciones sobre la salud mental.

Cualquier iniciativa buena y proactiva en materia de salud mental empieza por escuchar.

La mayoría de las empresas, y la mayoría de los líderes empresariales, no sabrán cuánto estrés hay en la organización a menos que los colaboradores se lo digan

Las encuestas de opinión, las reuniones abiertas y las entrevistas a la salida de la empresa son elementos cruciales para recopilar datos y llamar la atención sobre los problemas a los que se enfrentan los colaboradores.

El verdadero cambio en este sentido es que muchas empresas están eliminando el estigma que supone hablar de cuestiones de salud mental. 

La gente puede decir: “Hoy no me siento bien”, o “estoy cansado”, o “tengo problemas en casa”; ese tipo de información es fundamental.

Este tipo de información es fundamental. Este tipo de control ayudará a los directivos a identificar los puntos conflictivos de la empresa para investigarlos.

¿Qué impacto tiene la salud mental en la experiencia de los colaboradores?

Innovación en acción

Durante la pandemia, el equipo directivo del proveedor mundial de telecomunicaciones Verizon creó una serie de conferencias telefónicas quincenales para ayudar a los altos directivos a empatizar con los elevados niveles de rotación, estrés y agotamiento de los colaboradores en su fuerza de trabajo sobre el terreno y compartir ideas sobre cómo abordar estos problemas urgentes.

JPMorgan Chase puso en marcha una aplicación de bienestar para todos sus colaboradores que pide a los miembros del personal y a los líderes que se registren regularmente para informar al sistema de cómo se sienten ese día. 

Recursos Humanos supervisa estas señales y entradas de datos para ver si ciertos grupos están experimentando cambios importantes en el estrés, lo que permite a los miembros de esta área poner en contacto a los directivos y a los equipos con problemas con el apoyo.

El Royal Bank of Canada pidió que todos los directivos hicieran un curso de salud mental, desarrollado por el consejo de salud mental pública de Canadá.

Este curso ayuda a los directivos a desarrollar habilidades para reconocer diversas formas de estrés u otras enfermedades, utilizando el lenguaje de la salud mental.

La empresa de reservas aéreas y tecnología Sabre encuestó periódicamente a sus colaboradores para conocer sus problemas de estrés y productividad en el cambio al trabajo a distancia. 

A partir de esta información, la empresa pasó a un nuevo modelo de gestión, creando un conjunto de herramientas específicas para que los directivos pudieran diagnosticar, mejorar y supervisar continuamente el estrés y la productividad de los colaboradores.

Riesgos para la salud mental de los trabajadores se duplicaron con la pandemia

Hacia una organización genuinamente saludable

La creación de un proceso sólido y coherente para supervisar el bienestar de los colaboradores permite a las empresas detectar los problemas antes de que se agraven y proporcionar ayuda a tiempo. 

Resulta alentador que, de las más de mil empresas que estudiamos, alrededor del 15% piense ahora en el bienestar general de los colaboradores como parte integrante de su estrategia.

Esto también tiene implicaciones para las habilidades y atributos personales de los líderes, que con el tiempo influirán en quiénes son promovidos a puestos de responsabilidad. 

Creo firmemente en el liderazgo centrado en el ser humano: la idea de poner a las personas en primer lugar y dar prioridad a su salud. 

Los directores o jefes de equipo tienen que tener en cuenta que la sensación de seguridad de las personas es lo más importante. 

Una vez que eso está en su sitio, se puede hablar de todo lo demás. Pero si eso no está ahí, todo lo demás por lo que estás trabajando se resentirá.

Ahora más que nunca, es el momento de pensar en la experiencia del colaborador de forma más holística

No es sólo mi propio trabajo el que lo pone de manifiesto. 

Un estudio tras otro muestra que la salud mental es el beneficio más solicitado por los colaboradores. 

En respuesta, los líderes, gerentes y colaboradores de todos los niveles deben abogar por un enfoque proactivo de la salud mental. Es lo correcto y una sólida estrategia empresarial.


SOBRE EL AUTOR

Josh Bersin (@josh_bersin) es un analista de la industria global que cubre los recursos humanos, el talento y el liderazgo y es el fundador de la Academia Josh Bersin.

REFERENCIAS (3)

1. “Employer Support Has a Direct Impact on the Health and Resilience of Employees, According to a Mercer Survey”, Mercer, 13 de septiembre de 2021, www.mercer.com; “American Worker in Crisis: Understanding Employee Mental Health in Unprecedented Times”, archivo PDF (Burlingame, California: Lyra Health, julio de 2020), https://get.lyrahealth.com; y “Edelman Trust Barometer 2022”, archivo PDF (Chicago: Edelman, enero de 2022), www.edelman.com.

2. A.R. Sorkin, “Howard Schultz: Starbucks Is Battling for the ‘Hearts and Minds’ of Workers”, The New York Times, 11 de junio de 2022, www.nytimes.com.

3. J. Bersin, “The Healthy Organization: Next Big Thing in Employee Wellbeing”, Josh Bersin (blog), 27 de octubre de 2021, https://joshbersin.com.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte informado 

Descarga GRATIS nuestro especial
descargable
Descarga AQUÍ el artículo completo El negocio de hacer el bien ¡Descárgalo GRATIS!
Síguenos en Google News MIT Google News