Nuestros sitios
Ver edición digital Título de la edición actual
Compartir

5 beneficios de la Inteligencia Artificial en los procesos de reclutamiento

Un mal reclutamiento le puede costar a una empresa entre 10 y 15% del salario anual de la persona contratada; la IA puede convertirse en una buena herramienta para mejorar la selección del nuevo capital humano.


Mit Sloan 22 Feb 2021
5 beneficios de la Inteligencia Artificial en los procesos de reclutamiento

La presión del tiempo, el riesgo de los sesgos, la experiencia del candidato, la cantidad de CV que se reciben y la exigencia por tener al mejor talento hacen que el reclutamiento de personal no sea una tarea sencilla para Recursos Humanos. Este proceso tiende a ser manual en muchas organizaciones, ¿cómo asumir un rol más estratégico con procedimientos tan operativos?

Descartar al mejor candidato, errores en la contratación o una mala experiencia a los postulantes son algunos de los riesgos durante la búsqueda de talento. De acuerdo con CompuTrabajo, un mal reclutamiento puede equivaler a un costo extra de entre 10 y 15% del salario anual de la persona contratada.

En un entorno cada vez más retador para las organizaciones, el proceso de selección comienza a perder margen para errores y, a la par, le exige a las áreas de Recursos Humanos asumir roles más estratégicos y menos administrativos. Es aquí donde la Inteligencia Artificial (IA) puede jugar un papel importante en la mejora de estos procesos.

Especialistas de Quantum y Hitch han identificado al menos cinco beneficios de la IA en el reclutamiento para encontrar al mejor perfil y ofrecer una buena experiencia a los candidatos:

1. Eliminar sesgos

La IA puede recomendar candidatos que un reclutador descartaría porque ésta no tiene los sesgos que pueden afectar a las personas al momento de tomar decisiones, afirma Carlos Ganoza, CEO de Quantum.

Raúl Arrabales, vicepresidente de Producto de Hitch, también considera que los procesos de reclutamiento automatizados ayudan a filtrar a los candidatos con base en criterios objetivos.

¿La Inteligencia Artificial realmente no discrimina? Ambos especialistas subrayan que la eliminación de sesgos depende de los datos que se ingresen al sistema, la IA aprende con base en la información que proporcionan los reclutadores.

2. Reducción de tiempo

De acuerdo con CompuTrabajo, la digitalización del reclutamiento puede reducir hasta 10 horas del tiempo que dedica Recursos Humanos al proceso.

La evaluación de candidatos llega a ser una carrera contrarreloj para los reclutadores y a veces el tiempo no alcanza para analizar todas las postulaciones. “Cuando se oferta una posición puede haber cientos o miles de candidatos, no les puedes hacer entrevistas a todos. Usar Inteligencia Artificial te permite que sí puedas hacerlo”, expone Raúl Arrabales.

En ese sentido, la IA no sólo permite reducir el tiempo en el proceso, también ayuda a las áreas de gestión de talento a filtrar todas las postulaciones que reciben.

3. El mejor candidato

La Inteligencia Artificial evalúa a los candidatos con base en sus capacidades, comenta Carlos Ganoza. Los procesos automatizados garantizan un buen filtro y reducen las opciones para elegir entre los perfiles a los más adecuados.

En ese sentido, los reclutadores pueden tomar una mejor decisión entre las recomendaciones que hace la IA y disminuir los riesgos en la contratación.

4. Diseñar bien el puesto

Si la Inteligencia Artificial tiene la capacidad de aplicar filtros, notificar a los candidatos y hasta hacer las primeras entrevistas, ¿cuál será el trabajo de Recursos Humanos? Para el especialista de Hitch, la tarea de los reclutadores ahora será definir con claridad el puesto.

“Al usar una plataforma le permitimos enfocar sus esfuerzos en esa área, en la definición de puestos y en la proyección de los colaboradores actuales, en qué necesitan evolucionar y moverse”, detalla.

5. Experiencia del candidato

El proceso de selección tampoco es sencillo para los candidatos, algunos deben seguir su búsqueda de empleo sin haber recibido un mensaje de “gracias por participar”, desconociendo el porqué no fueron elegidos o en qué etapa del proceso fueron descartados. La experiencia no siempre es la mejor para quienes no se quedan en la organización.

Los especialistas consideran que uno de los beneficios de la IA es mejorar el proceso desde la mirada de los candidatos, los sistemas automatizados se encargan de enviar las notificaciones a las personas y en general, mantener comunicación constante, una tarea que a veces no realizan las áreas de gestión de talento por falta de tiempo.

Además, algunas plataformas pueden ofrecer retroalimentación a los candidatos o incluso incorporarlos a un banco de talento para que puedan ser considerados en vacantes de otras empresas.

Enfoque en tareas más estratégicas

“La inteligencia artificial nos permite tomar mejores decisiones”, asegura Carlos Ganoza. Desde su punto de vista, los departamentos de Recursos Humanos pueden aportar más valor a las compañías, pero se requiere “salir de procesos operativos”.

El CEO de Quantum asegura que los gestores de talento deben enfocarse en tareas más estratégicas, como la retención de talento, el mejoramiento de la marca empleadora, la cultura organizacional o el desarrollo del capital humano. En esa línea, la IA puede ayudar a que los encargados de estos departamentos se involucren en estas tareas que aportan más valor a los negocios.

Raúl Arrabales coincide en ese aspecto, la IA permitirá que los encargados de capital humano se enfoquen en una toma de decisiones más estratégica con base en datos. “Le ayuda al profesional de gestión de talento a entender y a leer lo que está pasando en su organización”.