Nuestros sitios
Ver edición digital Título de la edición actual
Continúa leyendo:
Apple Pay llega a México
Comparte
Compartir

Plataformas de pago, aliados de los negocios

La emergencia sanitaria que trajo al mundo el coronavirus y la enfermedad que causa, el COVID-19, ha dejado en su camino un sinnúmero de víctimas. Más allá de los 60 millones de personas infectadas (de estas más de un millón en México) y los 1.5 millones de fallecidos (más de 100,000 en México), el virus ha tenido un profundo impacto en las economías del mundo.


Mit Sloan 09 Dic 2020
Plataformas de pago, aliados de los negocios

Por Gricha Raether Palma

Encontramos también a millones de negocios familiares, pequeños y medianos, sobre todo en países en vías de desarrollo, en los que gran parte de éstos se manejan o manejaban con transacciones en efectivo. Muchos de estos negocios no vieron, en su momento, la necesidad de incorporarse a la banca formalizada y aún menos, al mundo de transacciones digitales o e-commerce. Esto se debe a que el volumen de ventas al que tenían acceso era suficiente en tiempos antes de la pandemia, en donde comensales, clientes y compradores podían salir y pagar en efectivo sin necesidad de hacer uso de plástico u otros medios de pago.

Al aumentar el número de contagios, los gobiernos se vieron obligados a cambiar su forma de operar. Desde reducir el número de personas que pueden estar dentro de un establecimiento, hasta tomar medidas más agresivas en temas de desinfección y, en muchos casos, restringir horarios de atención al público. La drástica reducción en ingresos tradicionales ha llevado a más de 150,000 comercios a cerrar sus puertas de manera temporal, y en muchos otros casos, de manera definitiva.

Los comercios que ya operaban en el mundo cibernético han visto un aumento sustancial de ventas a raíz de la situación que vivimos. Amazon, Walmart y hasta páginas más locales como Mercado Libre, han visto incrementos de entre 60% y hasta 200% en sus ventas en línea, al compararse con el año anterior.

Esto ha obligado a muchos comerciantes y dueños de negocios a encontrar nuevos clientes y diferentes maneras de vender, promover y ofrecer productos en una economía en la que el intercambio de efectivo se dificulta. Una nueva manera de cobrar.

Comercios que no tenían con anterioridad presencia en Internet, encontraron maneras creativas de utilizar redes sociales como Facebook y herramientas de comunicación no necesariamente diseñadas para el comercio, como WhatsApp, para ofrecer sus productos a más gente. Pero, al no tener manera de aceptar pagos electrónicos o tarjetas, han visto su potencial de venta limitado.

Como es normal en cualquier ecosistema que presenta situaciones adversas, quienes sobreviven no son necesariamente los más fuertes o los más hábiles, sino los que mejor se pueden adaptar a las nuevas condiciones.

Mientras que las instituciones bancarias tradicionales y las mismas dependencias de gobierno han tratado por décadas de llevar a los negocios informales a que entiendan y utilicen los beneficios que conlleva el ser partícipe de la banca formal, fue finalmente esta situación de pandemia la que logró que muchos de ellos dieran el brinco al siglo 21. Y no fue necesariamente a través de esta banca tradicional que lo hicieron.

La tecnología o método que ha mostrado la mayor preferencia por parte de comerciantes para rápidamente incorporarse al mundo digital, son las llamadas pasarelas o agregadores de pago. Existen en México un número considerable de empresas que habilitan uno o varios modelos para que cualquier comercio pueda aceptar el pago con tarjetas bancarias tanto en modalidad presencial como virtual. Dependiendo de la empresa que se escoja, la implementación puede ser tan sencilla como conectar un dispositivo al teléfono por medio de Bluetooth, integrar código a una página web, o incluso algo tan complejo como hacer un desarrollo de programación en un aplicativo (app) móvil o de teléfono inteligente (smartphone).

Dado que pocas empresas ofrecen todas las soluciones bajo un mismo integrador, muchos comercios se ven en la necesidad de escoger entre una u otra, o a veces tener que contratar a múltiples proveedores para satisfacer sus necesidades. Los servicios que típicamente se ofrece a los comercios de manera que puedan aceptar pagos con tarjeta son:

Interfaz de Programación de Aplicaciones (API, por sus siglas en inglés), que consiste en una conexión mediante código, en donde cualquier página web, tienda e-commerce existente o app, puede conectarse con los servidores para la validación en milisegundos de una tarjeta de crédito o débito.

El flujo de datos y notificaciones al comercio sobre el cobro de fondos debe ser siempre inmediato y en tiempo real, para no afectar el flujo operativo del comercio. Lo ideal en este tipo de interfaces es que en el momento en el que un cliente hace un pago a través de la plataforma, se le informe de esto al dueño del negocio en tiempo real, de manera que no tenga que esperar hasta el final del día o 24 horas para enterarse de la operación.

Lo anterior agiliza al máximo el comercio en línea y permite a cualquier negocio colocarse entre los mejores de su rubro, garantizando a sus clientes para que no se vaya con la competencia y que, además, pueda adquirir nuevos clientes al tener el mejor tiempo de respuesta

Aparte de la conexión lógica entre el sistema del comercio y la plataforma de cobro, uno de los dispositivos más comunes para habilitar el pago con tarjeta bancaria consiste en una terminal punto de venta (TPV) tradicional. Estos dispositivos o terminales inalámbrica son ideales para restaurantes y tiendas retail, y dependiendo del proveedor, permiten aceptar tarjetas VISA, Mastercard y American Express.

Aunado a lo que es la terminal tradicional, distintos proveedores han optado por también ofrecer terminales móviles, las cuales se conectan a teléfonos inteligentes, haciendo su uso mucho más flexible e independiente de la infraestructura y opciones de comunicación disponibles; es decir, lo único que se requiere es una conexión celular o Wi-Fi para vender. También existen las TPV virtuales, con las que en lugar de leer la tarjeta directamente, el comerciante puede sencillamente abrir una página web desde cualquier dispositivo conectado a Internet y ahí agregar manualmente los datos de la tarjeta para su aprobación.

Una opción que recientemente ha crecido mucho por su flexibilidad y facilidad, no sólo para el comerciante, sino también para sus clientes, es el uso de ligas por correo. En esta modalidad, el cliente simplemente genera una liga de pago y lo envía al comprador, ya sea por correo electrónico, WhatsApp o redes sociales. Una vez que éste recibe la liga, es llevado a una página donde él mismo puede ingresar los datos de su tarjeta en un ambiente 100% seguro.

Es un hecho que la pandemia ha disminuido la frecuencia de pagos en efectivo. Aun así, en México siempre existirá la necesidad de mantener esta opción. Es por esto que es sumamente importante que el agregador de pagos cuente con una robusta cadena de socios comerciales, incluyendo farmacias, tiendas de conveniencia, retail, en las que los compradores y clientes del comerciante puedan, en caso de ser necesario, hacer sus pagos en efectivo; esto agrega mucho valor, pues da a los clientes una opción más de flexibilidad al pagar.

Finalmente, es esencial para ciertos productos o tipos de clientes, el ofrecer la opción de pagos a meses sin intereses y pagos domiciliados.

Las opciones antes mencionadas son todas importantes individualmente. El que exista una plataforma o proveedor que pueda integrar todas estas opciones en una sola, de manera que el negocio o comercio tenga que establecer la relación comercial sólo una vez, eficientiza la entrada el mundo digital, y reduce sustancialmente los costos administrativos asociados con contabilidad y de personal.

Una de las empresas líderes en México y de las pocas que pueden ofrecer todas las modalidades de cobro bajo sobre una misma plataforma, es PagoFácil, que a través de productos como PagoFácil Online, PagoFácil TPV, PagoFácil TPV Virtual, PagoFácil TPV Móvil, PagoFácil Click, PagoFácil Cash, PagoFácil Domiciliados y PagoFácil Meses, ofrece la plataforma más completa y flexible en México, todo con los estándares más altos de seguridad, operando bajo la estricta certificación PCI-DSS Nivel 1.

Más allá de un simple proveedor de dispositivos, PagoFácil es un ecosistema que contempla la más reciente tecnología financiera para integrar y ofrecer la manera más flexible, sencilla de integrar y operar, y robusta en el mercado mexicano. Más información sobre esta plataforma se encuentra en: www.pagofacil.net.

Acerca del autor

Gricha Raether Palma tiene más de 20 años de experiencia en negocios internacionales con amplia experiencia en marketing, ventas, consultoría en gestión de negocios, así como dirección de desarrollo de ingeniería. Antes de mudarse a México, en 2010, vivió en Austin, Texas durante 13 años, donde fue Director de Ventas y Marketing en una de las consultoras de defensa más grandes de EE. UU. y además candidato al Congreso Federal por Texas. Desde 2010, ha ocupado el cargo de Director General en empresas de Fintech o tecnología financiera, siendo Presidente de PagoFácil su posición actual. Se graduó como Ing. en Sistemas Electrónicos del Tec de Monterrey, obtuvo un MBA de la Universidad de Baylor en Texas y, posteriormente, recibió varias certificaciones de Alta Dirección por parte del IPADE.

Gricha es mitad alemán y mitad mexicano, y además de sus actividades profesionales, es el presidente de la Asociación de Colonos de La Herradura, representante del Partido Demócrata Norteamericano en México, profesor de negocios internacionales en la Universidad Anáhuac, y Presidente y Fundador de la Fundación Mexicana de Tourette.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?