Nuestros sitios
Ver edición digital Título de la edición actual
Compartir

¿La crítica ayuda o dificulta la creatividad en la lluvia de ideas?

Jared R. Curhan 10 Jun 2022
¿La crítica ayuda o dificulta la creatividad en la lluvia de ideas?

En ciertos contextos, la crítica puede marchitar la “flor delicada” que es la creatividad. Pero en otros, puede ayudar a plantar las semillas de nuevas ideas.


Cualquiera que haya participado alguna vez en una sesión de lluvia de ideas grupal, conoce las reglas básicas: concéntrese en la cantidad, no en la calidad. Debes estar abierto a ideas extravagantes e inverosímiles y sobre todo, no critiques.

Esos principios fueron concebidos a fines de la década de 1940 por Alex Osborn, socio de la prestigiosa agencia de publicidad BBDO de la ciudad de Nueva York y el padrino no oficial de la lluvia de ideas.

Osborn creía, y numerosos estudios lo respaldan, que para maximizar la creatividad, la lluvia de ideas debe ser libre y sin prejuicios.

“La creatividad es una flor tan delicada que los elogios tienden a hacerla florecer, mientras que el desánimo a menudo la corta de raíz”, dijo.

Sin embargo, investigaciones recientes han puesto en duda la regla de “no criticar” de Osborn.

Un número creciente de estudios muestra que la crítica en realidad podría aumentar la creatividad y la imaginación.

Obligar a los participantes a suspender el juicio sobre la calidad de las ideas durante la lluvia de ideas podría sofocar la libertad de pensamiento y expresión.

Colaboración en ecosistemas económicos y el mito de la competencia

Entonces, ¿la crítica ayuda o dificulta la creatividad en la lluvia de ideas? Mis colegas Tatiana Labuzova, Aditi Mehta y yo nos propusimos resolver este debate de larga data.

Nuestra última investigación sugiere que la respuesta depende del contexto de la lluvia de ideas, ya sea cooperativo o competitivo.

El efecto de la crítica en la lluvia de ideas

Primero, llevamos a cabo un experimento de campo en el que evaluamos 100 sesiones grupales de intercambio de ideas con las partes interesadas en un controvertido proyecto de remodelación urbana cerca de Boston.

Durante la mitad de las sesiones, los facilitadores desalentaron la crítica y, durante la otra mitad, alentaron a los participantes a criticar las ideas a medida que se generaban.

Descubrimos que el efecto de desalentar versus alentar la crítica variaba mucho según el contexto cooperativo o competitivo en el que se produjo la lluvia de ideas.

La crítica puede aumentar la creatividad en un contexto cooperativo. En nuestro experimento, a la mitad de los grupos de lluvia de ideas se les dijo que todas las ideas, independientemente de su viabilidad o mérito, se presentarían al comité de planificación.

Esas instrucciones cultivaron una atmósfera cooperativa, y descubrimos que las instrucciones que fomentaban la crítica dentro de estos grupos cooperativos produjeron no solo más ideas, sino más ideas creativas.

Cuando el entorno de lluvia de ideas es cooperativo, lo que significa que los objetivos de los miembros del grupo están alineados, es probable que la crítica estimule la creatividad.

En un contexto competitivo, la crítica puede disminuir la creatividad. A la otra mitad de los grupos de lluvia de ideas de nuestro estudio se les dijo que seleccionaran la mejor idea de su grupo para priorizarla sobre todas las demás, creando así un entorno competitivo.

Descubrimos que alentar la crítica en estos grupos produjo menos ideas y menos ideas creativas según lo evaluado por los jueces.

Por qué las perspectivas externas son críticas para los avances en innovación

Esto sugiere que, de hecho, la crítica puede tener un efecto negativo sobre la creatividad si la naturaleza del grupo o su tarea es competitiva, principalmente porque la crítica puede interpretarse como destructiva y desencadenar un conflicto intragrupal.

Incluso manteniendo constante la redacción de la crítica, el contexto importa. Si bien se ha prestado mucha atención a la redacción de críticas y comentarios negativos, en otro estudio que realizamos, encontramos que el contexto, ya sea cooperativo o competitivo, en realidad tiene un gran impacto. En este experimento, utilizamos un escenario de negociación laboral.

Los participantes siempre estaban en el rol del sindicalista negociando con la gerencia, y las críticas que recibían eran siempre las mismas: “Esa idea no tiene ningún sentido”.

Elegimos esa afirmación precisamente por su ambigüedad. Podría parecer constructivo, como “Por favor, explíquelo”. O podría sonar hiriente, como en “Esa es una idea estúpida”.

Descubrimos que el entorno afectó la forma en que los participantes percibieron la crítica formulada de manera idéntica.

Cuando la crítica provenía de un compañero “miembro del sindicato”, un contexto cooperativo, la crítica se interpretaba constructivamente y conducía a una mayor creatividad.

Por el contrario, cuando la crítica provenía de la “gerencia”, un contexto competitivo, esa misma crítica se interpretó como destructiva y resultó en una menor creatividad.

3 estrategias de marketing para fidelizar clientes con aplicaciones móviles

Establecer el contexto óptimo para facilitar la creatividad

Los líderes deben comprender completamente la dinámica de su equipo y adaptar las instrucciones de lluvia de ideas en consecuencia para beneficiarse al máximo del entorno y el contexto del grupo.

Por ejemplo, si los miembros del equipo generalmente colaboran y se apoyan entre sí, alentar un poco de crítica y debate podría ayudar a generar nuevas ideas.

Pero si los miembros del equipo tienden a ser competitivos entre sí, alentar la crítica y el debate podría resultar contraproducente.

En un contexto competitivo, los miembros del equipo pueden preocuparse por ser criticados por sus colegas y pueden editarse a sí mismos, lo que socava el proceso creativo del grupo.

Sin duda, no existe una forma única y mejor para hacer una lluvia de ideas. Mucho depende del contexto organizacional y de la naturaleza de la tarea de lluvia de ideas.

En algunos escenarios, podría ser mejor que los gerentes asignen un equipo para que proponga ideas libremente (con ánimo de criticar) y otro equipo para revisar esas ideas y seleccionar las mejores.

Sin embargo, en conjunto, nuestros hallazgos sugieren que el contexto óptimo para la creatividad en la lluvia de ideas es un contexto cooperativo en el que se producen críticas, pero las partes las interpretan de manera constructiva y entienden que están trabajando hacia el mismo objetivo.

Los gerentes deben tener en cuenta que Osborn solo tenía razón a medias sobre el efecto de la crítica en la lluvia de ideas. En ciertos contextos, la crítica puede marchitar la “flor delicada” que es la creatividad. Pero en otros, puede ayudar a plantar las semillas de nuevas ideas.

Síguenos en LinkedIn para mantenerte informado

Descarga GRATIS nuestro especial
descargable
Descarga AQUÍ el artículo completo El negocio de hacer el bien ¡Descárgalo GRATIS!
LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?
Síguenos en Google News MIT Google News