Nuestros sitios
Ver edición digital Título de la edición actual
Compartir

Lecciones de Drácula: Los 3 peores errores que cometen los líderes

Elizabeth Vargas 31 Oct 2022
Lecciones de Drácula: Los 3 peores errores que cometen los líderes

Bram Stoker escribió la historia de Drácula basado en la vida de Vlad III, un príncipe sangriento que cometió algunos errores que lo llevaron a su muerte. Esto es lo que deben aprenderle los líderes.


Drácula es uno de los personajes terroríficos más populares en la historia, sin embargo, algunas personas no recuerdan que su novela gótica se inspiró en la historia de un ser real: Vlad III, conocido también como Vlad “El Empalador”. 

Vlad fue el gobernante de la región sur de Rumania, Valaquia entre 1456 y 1462. Durante ese periodo este príncipe se hizo famoso en toda Europa y algunas partes de Asia por torturar de formas innovadoras a sus adversarios capturados durante la guerra que tuvo contra del imperio otomano. 

Miguel Hidalgo, el líder carismático que inició la Independencia

Sí, el Drácula original no dista mucho de la ficción, su sed de sangre lo acompañó durante toda su vida.

Este líder autocrático le brindó a su pueblo victorias históricas importantes y aunque su desenlace fue terrible, hay algunos errores que nunca deben cometer los líderes, según Drácula.

1. Manejar a un equipo con el motor del resentimiento

Valaquia durante los años de 1400 fue tomada por los otomanos, grupo que profesaba el islam, y como símbolo de obediencia exigía a los gobernantes cristianos entregar a sus hijos. Esa fue la razón por la que a los 13 años Vlad III se despidió de su padre, Vlad Dracul

A partir de ese momento, el adolescente fue víctima de los abusos de una población a la que no pertenecía y que posteriormente lo educó. Según el libro, Dracula, Prince of many faces; escrito por Radu Florescu y Raymond T. McNally, el príncipe se volvió un aprendiz iracundo y violento. 

Esta obra propone que Drácula fue un hombre muy inteligente y maquiavélico, pero sus experiencias familiares y educación traumática, llena de ejemplos violentos de castigos infringidos por los otomanos a sus víctimas, fueron los culpables de su brutalidad

Liderazgo tóxico: cómo repensar tu papel en esa relación

2. Dirigir a las personas a través del terror

Los métodos que Vlad III utilizaba para ser respetado eran horrorosos y sangrientos, ya que cuando el gobernante descubría que alguien estaba en su contra o cuando lograba capturar a un enemigo, inmediatamente lo hacía parte de su “Bosque de los Empalados”.

En ese mismo lugar el príncipe llegó a torturar alrededor de 20 mil prisioneros. Esta práctica tenía dos funciones esenciales para el gobernante: la primera de ellas fue para divertirse y la segunda fue para mandar señales de peligro a los demás gobernantes y oponentes.

Algunos registros mencionan que Mehmet II, mayormente conocido por conquistar Constantinopla durante un intento de ataque a la corte del príncipe en 1461 retrocedió despavorido cuando vio la colección de víctimas del monarca. 

3. No mantener cerca a quienes pueden ser tus aliados

Radu III “el hermoso” fue el hermano de Drácula, él y su hermano fueron entregados a los otomanos el mismo día, sin embargo, la belleza de Radu separó a los dos familiares. 

Según datos históricos, el hermano del príncipe se ganó el cariño de Mehmed II (hijo del sultán otomano Murad II), este hecho fue crucial para el destino del personaje que inspiró a Bram Stocker, ya que, Radu fue uno de los principales culpables de su caída.

En 1462 Valaquia dejó de pagar sus tributos al imperio otomano, cosa que fue imperdonable, fue en ese momento que el gobernante a cargo de este pueblo decidió atacar la región gobernada por Vlad III. Según National Geographic cerca de 90 mil hombres atacaron esa noche, de los cuales más de 23 mil fueron empalados.

A pesar de esa victoria, el gobierno de Vlad III ya tenía sus días contados ya que el pueblo Rumano estaba cansado de la crueldad de su reinado y decidieron traicionarlo. En su lugar, se coronó a su hermano Radu.

Después de una batalla final el sangriento exgobernante fue asesinado y según algunos relatos, su cabeza formó parte de la decoración del sultán Mehmed II en Constantinopla quien se dedicó a mostrarla como signo de triunfo.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte informado 

Foto perfil de Elizabeth Vargas

Elizabeth Vargas

elizabeth.vargas
Descarga GRATIS nuestro especial
descargable
Descarga AQUÍ el artículo completo El negocio de hacer el bien ¡Descárgalo GRATIS!
Síguenos en Google News MIT Google News