Nuestros sitios
Ver edición digital Título de la edición actual
Compartir

Ascenso del sector Fintech en México depende de las telecomunicaciones: Nafin y Bancomext

German Sánchez 16 Jul 2021
Ascenso del sector Fintech en México depende de las telecomunicaciones: Nafin y Bancomext

Para el director de Nacional Financiera y Bancomext, no puede haber sector fintech sin telecomunicaciones.


Juan Pablo De Botton Falcon, director general de Nafin y Bancomext, habla en entrevista con MIT Sloan Mangement Review México sobre el panorama actual de la industria fintech en México, por qué el sector de telecomunicaciones es clave para que siga creciendo, y cómo las entidades que dirige están participando en la transformación digital del sector financiero en el país.

Situación actual

MIT Sloan Management Review México: Desde tu perspectiva como funcionario público y titular de Nafin y Bancomext, ¿cómo describes el panorama actual de la industria fintech en México?

Juan Pablo De Botton Falcón (JPBF): Considero que puedes dividir el ecosistema en dos partes. Por un lado, hay muchas empresas creadas a partir del emprendimiento, tanto de gente con estudios de ingeniería y de sistemas y bajo esta idea de la innovación, como de personas surgidas del sector financiero.

Todos ellos están inmersos en lo que le llamaría “tecnología financiera”. Son empresas con un corazón tecnológico, que nacieron digitales y que buscan cubrir ciertos gaps que hay en el mercado.

Por otra parte, está el sector de la banca que, a diferencia de las nuevas empresas, tiene una historia larga y, por tanto, debe mantener la operación con procesos y sistemas aún rezagados; en muchos casos, incluso, cuando intenta moverse hacia delante.

Si lo vemos de manera conceptual, destacan estos dos actores y, por supuesto, también está el gobierno en cuanto a regulación y su participación transversal.

MIT SMR México: En los últimos años, ¿cómo ha evolucionado el ecosistema fintech en nuestro país?

JPBF: Ha avanzado en tener mejores plataformas mucho más robustas, así como en variedad de servicios, no solamente de crédito, también hoy tenemos wallets, pagos, crowdfunding, etcétera. Ese menú, que hace unos años no existía, viene nutrido por un buen número de empresas de tecnología financiera.

Por su parte, la banca ha reconocido que estas tendencias son importantes, en particular, la ciencia de datos y el Big data –que no son lo mismo–.

En un proceso de transformación digital, una institución bancaria –al no nacer digital– tiene que trabajar internamente en un cambio tanto técnico y tecnológico, como cultural. Las instituciones bancarias, en general, son conocidas por tener una cierta aversión al riesgo; sin embargo, en mi experiencia, esto es algo que está cambiando.

Por el contrario, las empresas que nacen con tecnología financiera normalmente advierten desde su inicio sobre el riesgo y la oportunidad como factores claves de su éxito.

Entonces, están estos dos actores, hoy un poco separados entre sí. Sin embargo, para tener un ecosistema digital debemos encontrar una forma de integrar estas dos partes.

Lee también: Especial Fintech: La complicada promesa de criptomonedas en México

MIT SMR México: ¿Cuáles son las características del mercado nacional de servicios financieros?

JPBF: Es un mercado que está evolucionando, aunque todavía existen brechas. En nuestro caso puedo destacar la experiencia de Cetesdirecto, que trabajamos en coordinación con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Este permite al usuario hacer su contrato de forma digital a través de una aplicación, puede ahorrar desde $100 pesos para tener liquidez diaria y un rendimiento de Cetes. Productos financieros digitales como este no existían hace 30 años y están generando nuevas experiencias para los usuarios de servicios financieros.

En Cetesdirecto hemos visto que la mayor parte de nuestro público para este producto es joven y, al respecto, hay que considerar que está cambiando la pirámide poblacional.

Por esta razón, actualmente una buena parte del mercado son nativos digitales que cada vez tienen más recursos y demandan servicios financieros a través de los medios y plataformas a los que están acostumbrados utilizar –como las redes sociales–.

Así que hoy cambia un poco la expectativa del mercado sobre lo que significa la experiencia deseada en cuanto a servicios financieros.

Oportunidades

MIT SMR México: ¿Dónde identificas que están las oportunidades hoy y en el futuro en la industria fintech en México?

JPBF: Hay una cuestión fundamental en cuanto a inclusión financiera. Muchas de las empresas de tecnología financiera encuentran nichos que no están atendidos y tratan de acercarse a estas poblaciones. Muchas veces, ese es el objetivo de varias de ellas y, en ese sentido, considero que se está dando una coyuntura que es importante comentar.

Hoy, el Gobierno Federal junto con la iniciativa privada tienen el proyecto de brindar internet para todos con la meta de conectar solo este año a 50 mil comunidades, que es un potencial de 10 millones de personas más que tendrán por primera vez acceso a Telecom. En este sentido, debe quedar claro que para tener Fintech debe haber Telecom. Esto significa tener internet accesible en costos y de buena velocidad.

Entre las zonas principales que se van a conectar está el sureste del país. Por lo tanto, hay oportunidad para que la industria Fintech crezca, porque básicamente se está ampliando el mercado.

La nueva red que se está instalando es 4.5 G porque corre sobre el espectro que se desocupó en el apagón analógico que es de baja altura, lo que favorece una mayor velocidad. Entonces, al tener un espectro bajo, eso te permite que la velocidad sea muy buena.

Impulso gubernamental

MIT SMR México: El Gobierno de México, así como Nafin y Bancomext, ¿qué acciones están implementando para sumar al desarrollo de la industria fintech?

JPBF: Los actores del gobierno que estamos en el sistema financiero tenemos un papel en el ecosistema Fintech que incluye, entre otros, establecer los mecanismos de confianza con otros actores.

Estas anclas son esenciales para darle confianza al sistema, pues no existe crédito si no hay una relación de confianza. No puede haber un trámite digital, si no puedes asegurar que la persona del otro lado de la pantalla es quien dice ser y así evitar fraudes electrónicos. De esta manera, el tema de identidad y, sobre todo, de confianza en el medio es algo muy importante.

Al asumir la Dirección General de Nafin y Bancomext, uno de mis ejes fue la creación de una Dirección General Adjunta de Banca Digital que lleve el liderazgo para la transformación digital de los bancos que encabezo.

Esto nos permitirá ser congruentes con el principio de austeridad implementado por el Gobierno Federal al tiempo que se genera una mayor eficiencia con el uso de la tecnología.

En este sentido, aprovecho para mencionar que Bancomext ganó recientemente el Premio ALIDE 2021 en la Categoría de Mejores Prácticas en las Instituciones Financieras de Desarrollo, por una plataforma de factoraje, tanto para compradores como proveedores, conocida como Bancomext Supplier Pay Cash.

Con la innovación de productos vamos a lograr que la transformación digital favorezca a todas las áreas de las instituciones que encabezo. Esto tiene una mirada innovadora hacia afuera, aunque también es importante cambiar con eficiencia desde adentro.

Eso lo estamos haciendo sin pedir recursos económicos adicionales, ni en recursos humanos ni en la parte de tecnología. Es cuestión de utilizar mejor lo que tenemos; incluso, siendo bancos que no tenemos sucursales, a través de los medios digitales podemos acercarnos más a la gente y entender mejor las necesidades de los pequeños negocios y las empresas exportadoras –que forman parte del mandato de Nafin y Bancomext –.

MIT SMR México: ¿Por qué es relevante construir una comunidad en torno al ecosistema fintech?

JPBF: Parte de todo ecosistema digital –no sólo el Fintech– es una cuestión de compartir. Por lo que, debe establecerse una comunidad suficientemente incluyente, tanto para las empresas como para las personas e incluso, entre los actores dentro del sistema financiero. De lo contrario, no vamos a avanzar hacia donde queremos.

Hay mucho que podemos hacer en términos de política pública. El ecosistema digital implica que cada actor tiene su lugar y que hay interacción entre ellos. Tiene que haber estándares, así como reglas acordadas entre los actores del ecosistema para que este sea armónico.

Desde mi perspectiva, considero que existe la oportunidad de ampliar esa comunidad, pues una de las grandes ventajas de estos espacios –mientras sean lo suficientemente horizontales– es que favorecen la innovación.

Necesitamos estos foros abiertos que se enfoquen en compartir el conocimiento sobre los conceptos y las experiencias de innovación en distintos ámbitos.

El futuro fintech

MIT SMR México: ¿Cómo será la evolución en los servicios financieros y en la industria fintech en los próximos años?

JPBF: Si algo hemos aprendido de la pandemia, en cuanto a los servicios financieros, es que, una nueva realidad va a requerir de nuevas soluciones. Por lo que, no podemos tener un pensamiento muy lineal o directo, porque necesitamos comprender todo lo que ha cambiado a partir de este momento.

La velocidad en la que se han dado estos cambios se ha incrementado de manera relevante. México tiene gente sumamente talentosa que ayudará a impulsar a los servicios financieros –como a las industrias en general–, ya que, la mayoría se pueden favorecer de la tecnología.

Aquí en la banca de desarrollo trabajaremos juntos, tanto Nafin como Bancomext, por construir los puentes para que México crezca. Esto implica no sólo una visión de corto plazo, sino una mejora que pueda ser sostenida en el mediano y largo plazo.

También es importante el avance en telecomunicaciones, infraestructura y los mercados financieros, pues estos serán detonadores de desarrollo, de crecimiento y, sobre todo, un apoyo importante para el bienestar para la gente.

Al final, esa mezcla de rentabilidad económica y rentabilidad social es uno de los objetivos del desarrollo. Y eso es lo que buscaremos lograr en Nacional Financiera y Bancomext.

Una versión de este artículo se publicó en la edición trimestral digital de MIT Sloan Management Review México Verano 2021.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?