Nuestros sitios
Ver edición digital Título de la edición actual
Compartir

Tres formas en que los líderes pueden abordar el estrés de sus colaboradores

César Carvalho 12 Jul 2022
Tres formas en que los líderes pueden abordar el estrés de sus colaboradores

Nuevos datos muestran que el estrés en el lugar de trabajo está en su punto más alto, pero los directivos pueden tomar medidas prácticas para apoyar a sus colaboradores.


En los últimos años, los directivos de las empresas son cada vez más conscientes de los efectos del estrés en los colaboradores

En una encuesta reciente, casi tres cuartas partes (73%) de los directores generales afirmaron que sus organizaciones ofrecen ayuda para gestionar el estrés.

Pero incluso las mejores intenciones no siempre conducen a resultados positivos. Y un nuevo análisis global realizado por Gallup descubrió que los niveles de estrés en la plantilla han alcanzado “un máximo histórico”, superando los niveles récord del año anterior. 

Estrés laboral afecta a 84% de las áreas de Recursos Humanos en la pandemia

El 44% de los trabajadores encuestados afirmó haber experimentado mucho estrés durante la jornada laboral anterior. 

La mayoría (60%) dijo que se sentía “emocionalmente distante” en el trabajo, y el 19% se sentía francamente miserable. 

“El compromiso y el bienestar de los colaboradores siguen siendo muy bajos, y esto está frenando un enorme potencial de crecimiento“, según la encuesta. En Estados Unidos, los trabajadores se encuentran entre los más estresados de todo el mundo.

Como muchos ejecutivos, he tenido que dirigir a mi propio personal en momentos especialmente estresantes, sobre todo durante la pandemia. Y debido a la naturaleza de mi trabajo en Gympass, también me relaciono constantemente con todo tipo de empresas para ayudarles a mejorar el bienestar en sus filas

Estas experiencias me han mostrado lo que funciona y lo que no

En este artículo, ofrezco tres maneras en que los directivos pueden marcar la diferencia cuando se trata de combatir el estrés y apoyar el bienestar de los colaboradores.

Suscríbete a nuestro newsletter en LinkedIn

Adopta una visión holística

Ofrecer meditación en el trabajo está bien, pero esto por sí solo no hará mucho para aliviar los niveles de estrés si no se abordan las causas de raíz. 

Por otra parte, asegurarse de que tu seguro incluye la cobertura de la salud mental es otra parte importante del cambio gradual, pero no es suficiente por sí solo.

Para combatir el estrés, ayuda a los colaboradores a mejorar su bienestar general. Las investigaciones demuestran que el ejercicio físico reduce el estrés y mejora la salud mental. 

Es fundamental dar a los colaboradores tiempo y oportunidades para realizar una amplia variedad de actividades físicas. Sólo cuando encuentren algo que les guste hacer, seguirán haciéndolo. 

Para algunos, pueden ser clases de yoga; para otros, unirse a un club de corredores de la oficina, a un equipo de kayak o a una liga de softball. Otros colaboradores pueden descubrir que dar un paseo al aire libre cada día les proporciona la forma adecuada de ejercicio y restauración. (Para mí, es hacer ejercicio todas las mañanas a las 6.) 

Ofrece recursos para que la gente descubra las actividades que le gustan sin presiones ni juicios.

Otra pieza del rompecabezas es el bienestar financiero. El dinero suele ser una de las principales fuentes de ansiedad. 

La gente quiere sentirse segura y en control cuando se trata de gastos inesperados. Hacer que la planificación y la asistencia financiera formen parte de lo que ofrece su empresa puede contribuir en gran medida a reducir los niveles de estrés de los colaboradores.

Neurodiversidad o la inclusión holística

Sincroniza los descansos

Al principio de la pandemia, mi equipo y yo tuvimos que hacer cambios importantes y fundamentales en nuestra forma de trabajar para tener éxito en medio de una nueva realidad. Estaba exigiendo mucho a los colaboradores, y reconocí que tendría que hacer esfuerzos especiales para ayudarles a combatir el estrés.

Esto me llevó a poner en práctica una medida poco habitual: animar a toda la plantilla a hacer una pausa en el trabajo, y apagar todas las comunicaciones laborales, durante dos bloques de 45 minutos cada uno, a las mismas horas cada día. Esto me incluía a mí y al resto del equipo ejecutivo.

Es más tradicional para las empresas escalonar los descansos o que animen a la gente a hacerlos cuando mejor les convenga, pero sincronizar estos horarios tenía grandes ventajas. 

Las personas tenían menos probabilidades de ser molestadas por sus colegas durante su tiempo de desconexión y, por lo tanto, rejuvenecen más. 

Y era más probable que pudieran colaborar mientras trabajaban, porque podían esperar en gran medida que otros colaboradores estuvieran disponibles en ese momento.

Por supuesto, la flexibilidad es fundamental. Apoyamos plenamente el trabajo a distancia, y somos conscientes de que las obligaciones de la gente en casa no siempre se ajustan a un horario estricto. 

Pero la mayoría de la gente pudo participar en estos descansos sincronizados, y las respuestas fueron abrumadoramente positivas. 

Aunque la sincronización de las pausas no es una norma estricta en nuestra empresa, algunos equipos siguen haciéndolo hasta hoy. Del mismo modo, otras empresas están dando a los colaboradores los mismos días o semanas libres, y descubren que les facilita la desconexión.

¿Cómo aliviar los malestares musculares de la era digital?

Piensa como una ONG

Cuando hablo de la situación de la empresa con los colaboradores (en reuniones públicas, en llamadas a todo el personal, por correo electrónico y de otras formas) no empiezo con cifras ni me sumerjo directamente en los beneficios o el crecimiento. 

Me concentro en el impacto de nuestro trabajo en relación con el propósito de nuestra empresa. Comparto historias de personas en diferentes mercados que hacen más ejercicio o duermen mejor. Comparto comentarios de personas que han creado mejores rutinas para su salud.

Es un reflejo de cómo afronto este trabajo en general. Al desarrollar el negocio, decidí pensar en él como algo basado en la misión, similar a una organización no gubernamental.

Las investigaciones demuestran que centrarse más en el propósito ayuda a aliviar el estrés. Cuanto más conecte la gente con su trabajo con un sentido de propósito, menos probable será que experimente burnout y los efectos negativos del estrés.

Por supuesto, esto no significa que ignoremos los éxitos y objetivos financieros. Yo también me guío por los números. 

Celebramos los logros, aprendemos de los contratiempos y debatimos cuáles son nuestros próximos objetivos. Pero nuestro propósito es lo primero: nuestro impacto en las personas y el planeta.

Aunque es importante que los ejecutivos como yo tomen este tipo de medidas, en última instancia son los directivos quienes deben asegurarse de que sus colaboradores experimenten los beneficios. 

Como directivo, debes hablar y escuchar a los colaboradores para entender las causas de su estrés y asegurarte de que conocen los recursos que ofrece la empresa. 

Anima a los colaboradores a tomar descansos. Y en las conversaciones individuales, ayudalos a conectar su trabajo con la misión de la empresa.

Para combatir el estrés de los trabajadores, los directivos deben tener algo más que las mejores intenciones: deben comprometerse a apoyar a los colaboradores para que puedan prosperar.


SOBRE EL AUTOR

César Carvalho es director general y cofundador de Gympass.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte informado 

Descarga GRATIS nuestro especial
descargable
Descarga AQUÍ el artículo completo El negocio de hacer el bien ¡Descárgalo GRATIS!
LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?
Síguenos en Google News MIT Google News