Nuestros sitios
Ver edición digital Suscríbete al NEWSLETTER
Compartir

La NASA detecta una anomalía magnética, ¿será el fin de la Tierra?

MIT SMR México 29 May 2024
La NASA detecta una anomalía magnética, ¿será el fin de la Tierra? Actualmente la tierra enfrenta diversos cambios que le hacen pensar a la humanidad que se acerca su fin. (@OMAEnfoque)

La magnetosfera de la tierra tiene una “abolladura” que permite que algunas partículas peligrosas se filtren en el planeta. Descubrieron que se encuentra sobre Brasil y abarca el Océano Atlántico, ¿esto significa que los seres humanos tienen los días contados?


El campo magnético de la Tierra, a menudo denominado magnetosfera, es una característica fundamental que desempeña un papel crucial en la protección y regulación del planeta. De acuerdo con la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA), los humanos le deben su sobrevivencia a la existencia de este escudo.

“Generada por poderosas fuerzas dinámicas en el centro de nuestro mundo, nuestra magnetosfera nos protege de la erosión de nuestra atmósfera por el viento solar, la erosión y la radiación de partículas de las eyecciones de masa coronal y rayos cósmicos”.

La magnetosfera desempeña el papel de guardián, repeliendo esta energía no deseada que es dañina para la vida en la Tierra. Atrapa la mayor parte de este elemento de forma segura en zonas gemelas con forma de rosquilla llamadas cinturones de Van Allen.

Sin embargo, desde 2020 la NASA detectó una anomalía magnética que se ubica sobre América del Sur y el Océano Atlántico. Este es descrito como un punto inusualmente débil en el campo. Este hallazgo fue bautizado como Anomalía del Atlántico Sur (SAA) y permite que diversas partículas dañinas se acerquen a la superficie más de lo normal.

La NASA le mostró al mundo la realidad sobre el aumento en el nivel del mar

La NASA explica todo sobre la anomalía magnética

Aunque la anomalía del Atlántico Sur surge de procesos dentro de la Tierra, tiene efectos que van mucho más allá de la superficie terrestre.

Pasar por esta región podría resultar peligroso para los satélites que orbitan a menor altura. La NASA explicó que, si un satélite es golpeado por un protón de alta energía, puede provocar un cortocircuito y provocar un evento llamado Perturbación de Evento Único (SEU).

“Esto puede causar que la función del satélite falle temporalmente o puede causar daños permanentes si se golpea un componente clave”.

Además, la Estación Espacial Internacional (ISS) también pasa por la SAA y algunos de sus pasajeros resultan afectados por los niveles de radiación más altos. Por ejemplo, los instrumentos de investigación que interrumpe la Investigación de Dinámica del Ecosistema Global (GEDI)

La NASA descubre que la SAA se está extendiendo

Un estudio, dirigido por la heliofísica de la NASA Ashley Greeley como parte de su tesis doctoral, utilizó dos décadas de datos del Explorador de Partículas Solares, Anómalas y Magnetosféricas (SAMPEX) para mostrar que la SAA se está desplazando lentamente en dirección noroeste.

“Estas partículas están íntimamente asociadas con el campo magnético, que guía sus movimientos. Por lo tanto, cualquier conocimiento de las partículas también proporciona información sobre el campo geomagnético”, dijo Shri Kanekal , investigador del Laboratorio de Física Heliosférica de la NASA Goddard.

Los resultados obtenidos por Ashley Greeley también pudieron calcular la cantidad de radiación que reciben los satélites al pasar por la anomalía magnética. Esto que enfatizó la necesidad de continuar el monitoreo en la región.

¿La SAA tiene impactos negativos en la salud humana?

Según un artículo publicado por la National Library of Medicine, que pertenece al National Institute of Health (NIH), la Anomalía del Atlántico Sur conduce a niveles muy elevados de radiación ionizante mismos que afectan directamente a algunos astronautas.

Sin embargo, los expertos que realizaron el estudio agregaron que actualmente no existen registros que la SAA afecta directamente a los humanos. Incluso, alertaron sobre las teorías “conspiranoides” que mencionan que los pasajeros de los aviones también pueden sufrir los efectos de la radiación solar al pasar por Brasil.

En un artículo de la revista científica alemana Bild der Wissenschaft se difundió el rumor de que el cinturón de radiación interior de Van Allen afectaría también a la exposición a la radiación en las altitudes de la aviación civil en la región del Atlántico Sur y que la dosis de radiación en un vuelo de Frankfurt a Buenos Aires incrementaría mil veces más que la de un vuelo a Tokio.

“Aunque en ese artículo no se aporta ninguna evidencia científica que respalde esta afirmación”.

Por lo tanto, científicamente no está comprobado que la anomalía magnética afecte la salud de los seres vivos, especialmente en la región brasileña.

Síguenos en Google News
Te recomendamos
Foto perfil de MIT SMR México
MIT SMR México La guía en español para los tomadores de decisiones Marca internacional de gran renombre con contenidos de alta calidad que cuenta con el respaldo de la prestigiosa MIT Sloan School of Management del MIT. Cualquier persona que influye en su entorno es un líder.
Descarga GRATIS nuestro especial
descargable
Descarga AQUÍ el artículo completo IA ¿Un riesgo para el planeta? ¡Descárgalo GRATIS!
Suscríbete al Newsletter
¡SUSCRÍBETE!
LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?
LanzamientoExclusiverseShaping Travel Experiences