Nuestros sitios
Ver edición digital Título de la edición actual
Compartir

Habilidades tecnológicas que México requiere en 2021

Mit Sloan 04 Jun 2021
Habilidades tecnológicas que México requiere en 2021

En el país existe una brecha enorme entre la educación que se imparte y las necesidades laborales que se requieren, y muchas empresas tienen problemas para encontrar el talento que se necesita dentro de la nueva economía digital. 


Por Moís Cherem Arana

Aunado a lo anterior, la pandemia de COVID-19 convirtió en una necesidad para industrias de todo tipo, la atracción de nuevo talento y la recapacitación de sus equipos de trabajo para hacer frente a retos como: el procesamiento de datos en alto volumen, el reto de trasladar los modelos comerciales al mundo digital, predecir las tendencias del mercado y del propio futuro del negocio, son solamente algunos de ellos. 

Por ello, surge la pregunta: ¿cuáles son las áreas laborales en donde existe mayor futuro y en las que tenemos que concentrar nuestros esfuerzos de capacitación?

  • Análisis de datos. La figura del analista de datos no es nueva. Sin embargo, existen herramientas tecnológicas y modelos de análisis más eficientes que se realizan con lenguajes de programación especializados que se actualizan constantemente, así que la necesidad por contar con personas que conozcan este contexto tecnológico y que realicen decisiones basadas en números aumentó. 
  • Ciberseguridad. Recientemente organismos gubernamentales y privados de todo el mundo se vieron afectados después de la descarga masiva de un software infectado, una realidad que deja entrever la importancia de reforzar los procesos y de tener un equipo dedicado a la seguridad informática. 
  • Desarrollo de productos digitales. Los pronósticos y tendencias del mercado nunca adivinaron una pandemia como la que estamos atravesando, por lo que muchos negocios tuvieron que trasladarse al plano digital, aun cuando no estaban preparados; es por ello que el papel de los diseñadores de producto y experiencias digitales se convirtió en una necesidad para mantener los proyectos a flote. 

La primera estrategia fue incrementar las plantillas de trabajo, un espacio de oportunidad para quienes se capacitan por cuenta propia y están a la vanguardia. Los reclutadores en busca de estos perfiles se encontraron con dos situaciones: la primera, que no había suficiente talento para cubrir las vacantes, y la segunda, darse cuenta que al concentrarse en capacitar al equipo interno, ahorraban costos en estrategias de onboarding y tenían mayor retorno de la inversión.

Las ventajas de la capacitación del talento propio son evidentes: colaboradores más comprometidos gracias a la oportunidad de sumar conocimientos a su carrera profesional, acortamiento o eliminación de la curva de aprendizaje sobre los procesos internos de la empresa y, por supuesto, lealtad y satisfacción mayores. 

Existen muchos programas de capacitación empresarial, pero en los últimos años surgen empresas como BEDU que lo hacen todo más sencillo: realizamos un diagnóstico de competencias para el personal y después de eso, sugerimos un programa de capacitación o diseñamos uno sobre las necesidades de la empresa.

Son programas cortos de aprendizaje acelerado que, en no más de seis meses, ayudan a desarrollar nuevas habilidades y conocimientos técnicos para desempeñarse en un área digital, con gran capacidad de desarrollar proyectos y aplicar nuevas formas de trabajar. 

En BEDU hemos trabajado con empresas de diferentes giros como el financiero, de transporte, inmobiliario, retail, cervecero, educativo, y en todos ellos, el mejor ejercicio fue la oportunidad de trabajar y aprender sobre un proyecto interno de la empresa; así fue posible que las personas aplicaran los conocimientos adquiridos y, a la vez, resolvieran las problemáticas más urgentes.

El talento interno se transforma y se vuelve capaz de replicar esa forma de trabajar en próximos retos y las empresas se convierten en espacios de desarrollo, crecimiento y resolución de problemas.

El reto de la capacitación

México invierte 4.9%* en capacitación laboral contra el 7.5% que Costa Rica, el país que se encuentra en el primer lugar del ranking de países latinoamericanos que invierten en este rubro; es decir, solamente mil 300 millones de dólares se destinan al área, cuando el pronóstico indica que la inversión debería triplicarse para impulsar una transformación tecnológica importante.

54% de las personas laboralmente activas en México necesitan reentrenamiento en tecnología, una meta que parece lejana, pero gracias a que cada vez más aliados se suman a la misión de BEDU, esperamos que alrededor de mil personas aprendan nuevas técnicas y desarrollen habilidades en este 2021, cifra que estimamos duplicar año con año. 

Acerca del autor

Bedu es la empresa de capacitación en tecnología líder en México y está en proceso de expansión en América latina. En 2013, Moís Cherem recibió en el Foro Económico Mundial de América Latina el Premio a Emprendedores Sociales del Año que otorga la Fundación Schwab. Asimismo, en 2014 recibió el premio Rising Star de Harvard Kennedy School y el premio al emprendedor social del año de Ernst & Young. Antes de fundar Enova, Cherem trabajó como abogado corporativo y financiero en White & Case, donde recibió el premio Probono en 2004. Es licenciado en Derecho del Instituto Tecnológico Autónomo de México y cuenta con Maestría en Políticas Públicas de Harvard Kennedy School.  

*Estimación realizada por el Banco Mundial en un periodo que va desde el 2017 hasta 2020.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?