Nuestros sitios
Ver edición digital Título de la edición actual
Compartir

El impacto económico de la vacuna

Hacia el cierre de la primera semana de marzo de 2021, y de acuerdo con la agencia internacional de noticias Bloomberg, alrededor de 265 millones de dosis de la vacuna contra el SARS-CoV-2 se habían aplicado en 108 países. De este total, cerca de 80 millones de dosis corresponden a Estados Unidos, nación que confirma al mundo que un proceso de vacunación eficiente ayudaría a reactivar la economía más que cualquier paquete de ayuda fiscal.


Ricardo Aguilar Abe 04 Jun 2021
El impacto económico de la vacuna

En cuanto la Administración de Alimentos y Medicamentos del Departamento de Salud de Estados Unidos (Food and Drug Administration o FDA) autorizó el uso de emergencia de la vacuna de Pfizer-BioNTech contra el SARS-CoV-2, el 11 de diciembre de 2020, los analistas económicos y financieros reaccionamos favorablemente. Al parecer, la breve y no tan catastrófica pandemia del coronavirus causante de la enfermedad de COVID-19 (no tan catastrófica si se le compara con los 50 millones de fallecimientos y 500 millones de contagios durante la pandemia de influenza de 19181), podría comenzar a ceder.

A pesar del escepticismo generado por la velocidad con la cual se descubrió la vacuna, ésta ha demostrado ser efectiva y los casos adversos han sido mínimos. Desde el pico registrado el 8 de enero de 2021 (300,000 nuevos contagios de coronavirus en un día de acuerdo con información del New York Times), los casos diarios se desplomaron 80% para hasta los 60,000 el día 2 de marzo. El proceso de vacunación, que en Estados Unidos inició el 14 de diciembre de 2020, sin duda fue el principal factor que comenzó a disminuir los casos diarios de COVID-19 tres semanas después de la primera inyección.

Ahora bien, hay otra cara de la moneda. Los países con menos recursos que no han podido negociar o adquirir dosis suficientes para iniciar el camino hacia la inmunidad de rebaño. En estos países, los casos de COVID-19 se mantienen elevados. Si bien el impacto económico de la vacuna en estas regiones será positivo, definitivamente éste se observará mucho después.

Países avanzados

Las naciones con mayores recursos son los que han negociado la cantidad más fuerte de vacunas con las farmacéuticas participantes. Sin duda, la reactivación económica generada gracias al proceso de inmunización será más notoria en estas regiones.

Algunos indicadores de la economía norteamericana confirman los efectos positivos de un proceso de vacunación acelerado que inspira confianza entre la población y motiva el regreso de la gente a las calles. Por ejemplo, el reporte de las ventas al menudeo de enero publicado por la Oficina del Censo de Estados Unidos (U.S. Census Bureau) reflejó un incremento de 23% mensual en las ventas de tienda departamentales, así como un aumento de 7% mensual en las ventas de restaurantes in-place. Las ventas en categorías como ropa y accesorios e incluso artículos deportivos también repuntaron. Nada como vivir la experiencia del consumo más allá de una aplicación digital o fuera de casa.

El más reciente Beige Book, documento que recaba las perspectivas económicas a lo largo de los 12 distritos de la Reserva Federal2, reveló que una parte importante de la población aún se muestra renuente a buscar empleo por el tema de los contagios o por la imposibilidad de desatender a hijos o familiares en casa.

Si bien los beneficios por desempleo que brinda el gobierno norteamericano han desmotivado la búsqueda de trabajo en algunos sectores de la población (sobre todo aquéllos en los que el seguro por desempleo excede el salario), es muy probable que más gente sí busque trabajo en cuanto la vacuna les brinde suficiente confianza para salir a las calles. Al mes de enero de este año, la nómina no agrícola de Estados Unidos se ubicaba 9.8 millones de plazas por debajo del nivel observado antes de la pandemia.

Es un hecho que independientemente de la vacuna, muchas empresas en los países avanzados han adoptado el modelo de teletrabajo como una nueva realidad. No obstante, una parte importante de la población laboral podría regresar a sus oficinas, reactivando el comercio y los servicios que se encuentran alrededor de estos centros corporativos. A pesar de la facilidad de las conferencias virtuales, el turismo de negocios va a reactivarse. Tampoco se puede afirmar que el trabajo a distancia o home office será una nueva ley para todas las empresas. El impacto económico de la vacuna también se apreciaría en el mercado laboral.

Adicionalmente, qué decir de la transportación área, así como los servicios de esparcimiento, culturales y turísticos. Los sectores más golpeados por la pandemia probablemente serán los que más repunten durante el acelerado proceso de vacunación que se registra en algunos países avanzados.

La continuación de estímulos fiscales en Estados Unidos ha beneficiado mucho al consumo. Con dos paquetes de ayuda aprobados y un tercero que está por aprobarse, es muy probable que el ingreso personal aumente nuevamente y abra espacio para más gasto personal presente o futuro. Por otra parte, no cabe duda que el proceso de vacunación permitirá llenar los huecos que no ha podido llenar tanto apoyo por parte del gobierno. Más paquetes de ayuda fiscal podrían ser cada vez menos útiles. La gente necesita salir para que la economía regrese a los niveles pre-pandemia y sólo la vacuna puede lograr eso.

Países emergentes

En los países emergentes, el proceso de vacunación ha sido más lento que en los países industrializados. Ya sea por el tema de recursos, por las habilidades de negociación con las principales farmacéuticas, o incluso por restricciones sanitarias o de capacidad, es muy probable que el proceso de inmunización en estas regiones sea lento.

Si bien las vacunas llegarán a los países en desarrollo, se espera que éstas lo hagan de forma significativa una vez que disminuya la demanda de los países ricos. El proceso de vacunación en las economías emergentes será lento. A pesar de que la gente también podrá regresar a las calles con un mucho menor riesgo de contagio a buscar trabajo, a consumir bienes y servicios fuera de casa, o incluso para despejarse, esto tomará más tiempo que en los países industrializados. Aunque el proceso de vacunación genere un impacto positivo sobre la economía global, el crecimiento y, sobre todo, la velocidad de recuperación, será dispar entre regiones.

En el caso de México, donde apenas 2.5 millones de vacunas se han aplicado a la población3, el avance de la economía ha sido gradual. Después de semáforos rojos que se reactivaron de mediados de diciembre a mediados de febrero en algunas entidades del país, destacando la Ciudad de México y el Estado de México (que entre ambas representan el 25% de la economía nacional), los sectores económicos han reabierto de forma muy paulatina y desigual.

Peor aún, en países donde ni siquiera ha llegado la vacuna, la economía no sólo podría mantenerse estancada por más tiempo ante las continuas restricciones a la movilidad. La salud de la población continúa en riesgo y, de no hacerse algo pronto, la capacidad hospitalaria podría verse comprometida. Parecería injusto que en algunos países ya se esté a nada de volver a organizar conciertos mientras que en otros salir a trabajar representa un riesgo latente para la salud.

¿’Nueva normalidad’?

Algunos analistas consideran que, al igual que después de la pandemia de influenza de 1918, es probable la actual pandemia de 2020 genere profundos cambios en la sociedad. Incluso tan profundos que probablemente reviva una época similar a los felices años 20.

La década de 1920, también conocida como los felices años 20 o roaring twenties, mostró a una sociedad en posguerra pero sobre todo en post-pandemia. La represión vivida durante varios meses, ya fuera por la Primera Guerra Mundial o por un virus que contagió a 500 millones de personas, desató una nueva ola de comportamientos excesivos. Comportamientos que no necesariamente eran comunes en la época. Y no sólo eso. También fue un periodo durante el cual se revolucionó el uso del automóvil, se expandió el uso de la radio, se disparó la producción cinematográfica y Charles Lindbergh realizó el primer vuelo sin escalas entre Nueva York y París.

Si bien en la década de 2020 la única guerra que se enfrenta a nivel mundial es contra el SARS-CoV-2, algunos analistas consideran que la represión qué vivió la sociedad durante todos estos meses podría generar un síntoma similar al observado hace 100 años: actitudes desenfrenadas de consumo, gasto excesivo, adopción de nuevas corrientes ideológicas, culturales y sociales, así como la adopción de nuevas tecnologías. Como sea, es probable que la nueva normalidad no sea del todo nueva y más bien sea algo similar a lo que ocurrió en los felices años 20.

Independientemente que después de 2020 se viva una época de fuerte gasto y un mayor endeudamiento (algo que ya iniciaron los gobiernos de varios países), lo único que debería desearse es que los patrones de comportamiento no sean tan excesivos al grado de generar un quiebre como el observado en el crash bursátil de 1929 que llevó a la Gran Depresión. Ojalá más bien todo este confinamiento haya servido para gestar ideas que cambien al mundo para bien.

Acerca del autor

Ricardo Aguilar Abe (@raguilar_abe) es economista con Maestría en Finanzas por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM). Inició su carrera en Banco de México y posteriormente trabajó en distintas áreas de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Actualmente es el Economista en Jefe de INVEX.

Revelaciones importantes

Las opiniones expresadas en este artículo representan exclusivamente la opinión del autor y en ningún momento representan la opinión de INVEX Grupo Financiero, S.A. de C.V. o algunas de sus subsidiarias.

Referencias

Bloomberg, “Mapping the Coronavirus Outbreak Across the World”, 3 de marzo de 2021, https://www.bloomberg.com/graphics/2020-coronavirus-cases-world-map/

Bloomberg, “More Than 265 Million Shots Given: Covid-19 Tracker.”, 3 de marzo de 2021, https://www.bloomberg.com/graphics/covid-vaccine-tracker-global-distribution/

Board of Governors of the Federal Reserve System, “Beige Book”, 3 de marzo de 2021,

https://www.federalreserve.gov/monetarypolicy/files/BeigeBook_20210303.pdf

British Broadcasting Corporation (BBC), “Covid-19: First vaccine given in US as roll-out begins”, 14 de diciembre de 2020, https://www.bbc.com/news/world-us-canada-55305720

Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos (sitio en español), “Historia de la pandemia de influenza de 1918”, https://espanol.cdc.gov/flu/pandemic-resources/1918-commemoration/1918-pandemic-history.htm

El Economista, “Avance diario de aplicación de la vacuna contra el Covid-19 en México al 02 de marzo”, 2 de marzo de 2021, https://www.eleconomista.com.mx/politica/Avance-diario-de-aplicacion-de-la-vacuna-contra-el-Covid-19-en-Mexico-al-02-de-marzo-20210303-0044.html

The New York Times, “Coronavirus in the U.S.: Latest Map and Case Count”, 3 de marzo de 2021 https://www.nytimes.com/interactive/2020/us/coronavirus-us-cases.html

U.S. Census Bureau, Department of Commerce, “Advanced monthly sales for retail and food services”, 17 de febrero de 2021, https://www.census.gov/retail/marts/www/marts_current.pdf

U.S. Food and Drug Administration, Department of Health and Human Services, “Pfizer-BioNTech COVID-19 Vaccine”, https://www.fda.gov/emergency-preparedness-and-response/coronavirus-disease-2019-covid-19/pfizer-biontech-covid-19-vaccine