Nuestros sitios
Ver edición digital Título de la edición actual
Compartir

¿Cómo la IA fortalece la seguridad?

MIT Sloan 25 Feb 2022
¿Cómo la IA fortalece la seguridad?

La Inteligencia Artificial ha encontrado cada vez más usos relativos a la seguridad, en distintos ámbitos sociales y comerciales


Siendo una de las tecnologías con más potencial de traer cambios radicales, la Inteligencia Artificial tiene mucho que aportar a la seguridad de nuestros modos de vida.

Jorge Suárez

Al cierre de cada año, la humanidad sigue siendo sorprendida por los avances tecnológicos relacionados a la Inteligencia Artificial, la cual se va implementando en procesos que hasta se creían, hace muchos años, imposibles. 

Tal es el caso del uso y desarrollo de la Inteligencia Artificial (IA), máquinas que emulan la capacidad del cerebro humano e imiten la conducta inteligente, basados en la experiencia y conocimiento del entorno. Esta rama tecnológica está en desarrollo desde la década de los cincuenta.

Estos sistemas reciben datos recopilados de su interacción con el entorno, sea por sensores o cámaras, procesan y responden ante problemas planteados. Esto confirma la capacidad de adaptación al analizar los efectos previos trabajando con autonomía.

Hasta ahora el reconocimiento de voz, plataformas machine learning, biométricas, analíticas de texto y procesamiento de lenguaje natural o análisis de cumplimientos en contratos, son algunos de las aplicaciones de la IA. Además, en el área de seguridad se están ampliando y explotando los beneficios para el cuidado de la sociedad.

El poder protector de la IA

La seguridad, en la sociedad, es una necesidad de primer orden, sea para resguardar vidas, bienes, o supervisar trámites. En décadas pasadas, por ejemplo, Alan Turing, matemático británico, usó la IA (antes de que fuera definida así)  para interceptar las comunicaciones nazis realizadas con la máquina Enigma, durante la Segunda Guerra Mundial.

Actualmente, y a pesar que aún la IA está en desarrollo para este ámbito en específico, te presentamos las áreas específicas en las que la IA brinda seguridad, al servicio de los humanos.

  • Vehículos robóticos: los automóviles autónomos funcionan con seguridad impulsada por IA. Incluso la Unión Europea financió el sistema de asistencia basados en VI-DAS (Vision Inspired Driver Assistance Systems, o Sistemas de Asistencia al Conductor Inspirados en Visión) que detecta escenarios peligrosos. 
  • Ciberseguridad: hay sistemas con IA que pueden ayudar a reconocer y combatir ciberataques o amenazas basados en los datos que va recibiendo, para reconocer patrones y poder actuar. De hecho, la IA es utilizada en un 87% de profesionales de ciberseguridad en Estados Unidos, según un informe de Webroot.
  • Detección de enfermedades: en la medicina, ya se puede reconocer una infección pulmonar a partir de un examen conocido como tomografía computarizada. El mismo se ha implantado en cámaras termográficas de varios espacios, incluyendo aeropuertos. Investigadores también desarrollaron un programa que responde llamadas de emergencia para detectar paros cardíacos extrahospitalarios (PCE).

    Los investigadores estudian cómo usar la IA para analizar grandes cantidades de datos sobre la salud y encontrar patrones que podrían llevar a nuevos descubrimientos en la medicina, además de hacer más precisos los diagnósticos individuales.
  • Comida y agricultura: la IA también es empleada para crear un sistema alimentario sostenible, que garantice comidas sanas, minimizando el uso de fertilizantes, pesticidas, y derroches en el riego, justo como lo hace Grupo Solena en México.
  • Reguladora de violencia en RRSS: hay un software de análisis de redes sociales que detecta la correlación entre los crímenes y las menciones de conductas antisociales en ciertas zonas. Lo mismo que con Twitter y sus estallidos de violencia verbal, en los que se analizan los escenarios y sus elementos para predecir la agresión futura. Esta aplicación ha estado implementándose en Estados Unidos, en colaboración con la Universidad de Cardiff, en Reino Unido.
  • Lector de emociones con biometría: con la Inteligencia Artificial el lenguaje no verbal ha cobrado importancia dando reconocimiento al mundo físico, algo que Cortica, empresa israelí de seguridad e investigación, ha aprendido. Si una persona se muestra nerviosa o agresiva, una aplicación analiza las imágenes de las cámaras de seguridad para detectar movimiento y conductas asociadas a crímenes violentos o hurtos, y delatar las acciones previstas.

Inversión para el futuro

La invención de todos estos usos de la IA hacen que las empresas cada vez mejoren sus capacidades relacionadas con los datos, y las integren en sus procesos comerciales. Llegará el punto en que se convertirán en un estándar.

Por ejemplo, International Data Corporation, consultora estadounidense, prevé que el gasto en tecnologías de Inteligencia Artificial aumentará a 97.900 millones de dólares en 2023, triplicando lo invertido en la misma rama durante el 2019. 

Esto lo sustenta una encuesta de McKinsey, que sugiere a organizaciones invertir en IA para brindar un regreso más seguro al trabajo posterior a la pandemia de la COVID-19.

Lo cierto es que la IA se viene implementando desde hace más de cinco décadas con una variedad de prácticas, todas enfocadas para solventar problemas comerciales que van desde la administración, automatización, recopilación de información, hasta detectar la alta o baja seguridad que se vive en ciertos escenarios. 

Lo que resalta es que seguirá creciendo y no dejará de sorprendernos, por lo que nosotros, como seres humanos, debemos seguir aprendiendo y adaptándonos, para no quedarnos atrás.

Descarga GRATIS nuestro especial
descargable
Descarga AQUÍ el artículo completo El negocio de hacer el bien ¡Descárgalo GRATIS!
Síguenos en Google News MIT Google News