Nuestros sitios
Ver edición digital Título de la edición actual
Comparte
Compartir

Cultura organizacional

Nuevos retos en educación a distancia

El presente año alteró de manera súbita la vida de todas las personas. Y la educación fue uno de los sectores más afectados con este cambio, impulsado por la necesaria suspensión de actividades presenciales.


Mit Sloan 27 Nov 2020
Nuevos retos en educación a distancia

Por Tannia Domenzain

Un cambio irreversible

En México, la suspensión de clases de todos los niveles comenzó en marzo y con ello una nueva forma de concebir y experimentar el aprendizaje.

La situación extraordinaria propició un gran desconcierto entre todas las comunidades académicas sobre la continuidad del ciclo escolar en curso. Era evidente que todo cambiaría de manera irremediable. La realidad es que la educación siempre ha presentado desigualdad en todos sus grados; la pandemia los evidenció y agudizó. Por ejemplo, según la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares (ENDUTIH) 2019, sólo 4 de cada 10 estudiantes cuenta con una computadora en casa y sólo 3 de cada 10 con Internet.

La adaptación ha sido un proceso difícil, aunque se han sumado los grandes esfuerzos de los docentes que han ideado maneras de contrarrestar la distancia; así como el esfuerzo de los estudiantes al seguir intentando todos los días continuar con su labor académica en medio de una crisis sanitaria y económica. El cambio suscitado por la pandemia ha exigido aprender a usar dispositivos y plataformas digitales que quizá no conocían o no dominaban.

Los intentos de las instituciones gubernamentales por enfrentar los retos de la suspensión de clases presenciales y reducir la desigualdad han tenido resultados momentáneos benéficos, como la transmisión de clases de nivel básico por televisión abierta, pero no ha sido suficiente.

De acuerdo, al estudio EF English Profiency Index (EPI) 2020, en 2015, Uruguay implementó un ambicioso plan para elevar el dominio del inglés, invirtió en tecnología para permitir la enseñanza remota de inglés en escuelas que no tienen maestros de inglés calificados en el sitio, lo cual dio como frutos que cerca del 80% de los estudiantes que finalizan la escuela primaria tienen una calificación de nivel A2 o superior, en comparación con solo el 56% en 2014.

La reivindicación de la educación a distancia

No obstante, la educación a distancia abre nuevas oportunidades en beneficio de los procesos de aprendizaje y enseñanza. Aunque la brusquedad del cambio ha mermado el ritmo normal de los ciclos escolares en todos los niveles, la necesidad de recurrir a herramientas digitales ha abierto nuevas formas de acercarse al conocimiento, nuevos soportes que benefician el desarrollo cognitivo y reflexivo.

Podemos considerar estos cambios drásticos a raíz de la pandemia como un proceso acelerado que, aunque está siendo dificultoso ahora, traerá grandes beneficios para las próximas generaciones tanto de estudiantes como de docentes, ya que, en algunos países, la demanda del inglés en el trabajo es tan alta y la educación escolar tan baja, que grandes cantidades de profesionales invierten en clases de inglés.

Una de las principales ventajas de la educación a distancia es fomentar el aprendizaje autónomo. Ahora los estudiantes tienen mayor independencia al momento de investigar y reforzar sus conocimientos, lo cual puede volverse un hábito que propicie generaciones más independientes y autodidactas. Así como más preparadas para el cambio y reflexivas.

El papel de las Tecnologías de la Información y Comunicación

Ligar de manera estrecha y cotidiana lo digital con la educación permite que los estudiantes den un nuevo enfoque a las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC). El acceso a Internet en los dispositivos electrónicos que quizá antes utilizaban, sobre todo para entretenimiento, ahora se han convertido en herramientas esenciales para el aprendizaje. La tecnología descentraliza la educación y ofrece la posibilidad de acceder en cualquier momento o lugar a inmensas fuentes de información.

La educación a distancia ha exigido el aprendizaje del lenguaje digital, lo cual beneficia el acceso de todas las personas involucradas a nuevas formas de comunicación e información. Esto puede traducirse en una población más informada y consciente de los beneficios del manejo de dispositivos digitales. El reto es utilizar de manera responsable y eficaz todo lo que ofrecen las TIC, pues el manejo de ellas puede mejorar la calidad de la educación considerablemente. Las estrategias pedagógicas tendrán que adaptarse y aprovechar lo que ofrecen las nuevas tecnologías. Por ejemplo, con ello se podría eficientar el diagnóstico de las debilidades y fortalezas de los estudiantes para atenderlas de manera temprana y específica.

Por otro lado, el uso de la tecnología y las plataformas digitales han ampliado las oportunidades de los estudiantes para acceder a diferentes niveles y tipos de educación con instituciones locales, regionales, nacionales e inclusive internacionales, las cuales ofrecen una amplia gama de planes de estudio como carreras, MBAs, diplomados, cursos de idiomas, entre otros; que pueden ayudar al alumnado no sólo en su crecimiento profesional, sino también cultural y personal al interactuar con profesores y colegas de diferentes de partes del mundo.

Pese a que la educación a distancia no es nada nuevo, sí ha reivindicado su valioso papel gracias a la contingencia sanitaria y nos ha obligado a repensar las estrategias educativas. Actualmente, la educación no requiere de un espacio específico, hay una conciencia más generalizada de que cualquier espacio puede ser un lugar destinado a aprender. La educación ha salido de las aulas, las nuevas tecnologías la han trasladado a cualquier sitio y el cambio es irreversible. Quedan retos por enfrentar; sobre todo, aprender a usar todas las ventajas que ofrece la tecnología en pro de una educación continua y mucho más autónoma.

Acerca de la autora

Tannia Domenzain es Directora de Reclutamiento y Desarrollo de Empleado EF Education First, donde lidera el comité de diversidad, equidad, inclusión y pertenencia para Latinoamérica. tannia.domenzain@ef.com

No encontramos notas relacionadas.
NOTAS RELACIONADAS

No encontramos notas relacionadas.