Nuestros sitios
Ver edición digital Título de la edición actual
Comparte
Compartir

Cruzar la línea kármán: el sueño multimillonario de Jeff Bezos

German Sánchez 21 Jul 2021
Cruzar la línea kármán: el sueño multimillonario de Jeff Bezos

¿Qué hace diferente la experiencia de Jeff Bezos en el espacio de la del Richard Branson?


La línea kármán es la frontera entre la atmósfera terrestre y el espacio exterior, y la meta que tres de los multimillonarios más mediáticos del mundo –Richard Branson, Elon Musk y Jeff Bezos– soñaron con cruzar. Por lo pronto, el empresario inglés Branson lo logró el pasado 11 de julio al convertirse en el primer no astronauta en volar a 86 kilómetros de altitud a bordo del VSS Unity. Sin embargo, Bezos ya lo sigue muy de cerca.

Como lo anunció a principios de mayo, el fundador y ex CEO de Amazon se embarcó el 20 de julio de 2021 en una aventura espacial a bordo del cohete New Shepard, desarrollado por la empresa aeroespacial y de su propiedad, Blue Origin. Acompañado de su hermano Mark, la veterana de la carrera espacial Wally Funk (82) y el estudiante Oliver Daemen (18), el emprendedor estadounidense superó los 100 km de altitud.

Para algunos, Branson jugó rudo y es que a pesar de que los tres protagonistas de la carrera por llegar al espacio habían externado sus intenciones de viajar próximamente, Bezos fue el único que dio una fecha. Pero Branson, en un movimiento inesperado, adelantó su vuelo quedándose con el primer lugar.

Dicen que “el que pega primero pega dos veces”; pero ¿qué hizo de especial o distinto Jeff Bezos para que su viaje también acaparara la atención de la humanidad?

Qué ofrece Blue Origin que Virgin Galactic no

De acuerdo con Jackie Wattles, colaboradora del portal de noticias CNN, existen algunas diferencias entre el viaje de la empresa aeroespacial Virgin Galactic, de Richard Branson, y Blue Origin, de Jeff Bezos. En primer lugar, el New Shepard es un pequeño cohete suborbital que despega verticalmente desde una plataforma de lanzamiento, mientras que el VSS Unity es un avión espacial suborbital transportado por una nave nodriza y liberado a los 15 kilómetros de altitud para empezar a realizar su propio vuelo espacial. 

La experiencia que ofrece Virgin Galactic es de un viaje de 90 minutos, que incluye tres minutos en estado de ingravidez; por su parte, Blue Origin busca posicionar vuelos de 11 minutos, con cuatro minutos de ingravidez y con vistas a la curva de la Tierra en el horizonte contra la oscuridad del espacio, reseña el portal BBC.

Sin embargo, al igual que el VSS Unity, el cohete New Shepard está diseñado para transportar a los clientes dispuestos a pagar hasta US$250,000 por vivir la experiencia de cruzar, como un verdadero astronauta, la línea kármán. 

El hombre que estuvo a punto de acompañar a Jeff Bezos al espacio

Alrededor de un viaje al espacio siempre hay una anécdota. Y el viaje de Jeff Bezos no es la excepción pues, antes del universitario Oliver Daemenes, hubo alguien que estuvo a punto de formar parte de la tripulación del primer vuelo del New Shepard. 

Durante el mes de mayo, la compañía Blue Origin puso en subasta el primer boleto para viajar en el primer vuelo del New Shepard. Ariane Cornell, directora de ventas, declaró que 7 mil 600 personas de 159 países se registraron y ofertaron en la subasta. Tal fue la euforia que causó el evento que la puja ganadora fue de US$28 millones, de acuerdo con la página oficial de la empresa aeroespacial. El ganador: anónimo. 

Entonces, si un asiento ya estaba reservado para el misterioso millonario ganador, ¿por qué viajó en su lugar Oliver Daemenes, hijo del fundador de Somerset Capital Management, una empresa de gestión de inversiones para los mercados emergentes? Por cuestiones de agenda. Así fue como el ganador anónimo explicó por qué no haría el vuelo al espacio. 

Bezos está listo para iniciar la oferta masiva de viajes al espacio, así que no descartemos la posibilidad de conocer en un futuro no muy lejano al hombre que estuvo a punto de acompañar a Jeff Bezos al espacio.