Nuestros sitios
Ver edición digital Título de la edición actual
Compartir

Outsourcing, pieza clave en la era digital

La externalización no es nada nuevo para las empresas. Aun las pequeñas y medianas renuncian al control de las funciones de menor valor para centrarse en lo esencial dentro de su negocio.


Mit Sloan 12 Feb 2021
Outsourcing, pieza clave en la era digital

Por Alan Ramírez Flores

Las empresas que contemplan la externalización de una función deben estar seguras de que los resultados deseados pueden definirse claramente en un contrato y progresar hacia ellos al monitorearlos y establecer métricas previas de cumplimiento.

En esta era, los datos e Inteligencia Artificial incrementan el alcance potencial de la externalización. Por ejemplo, una predicción de la demanda más precisa, a través del aprendizaje automático, junto con un control más estricto sobre las cadenas de suministro mediante sensores y dispositivos de seguimiento, facilita la definición del rendimiento en un contrato para externalizar la gestión de materiales. En algunos aspectos, cuanto más subcontrata una empresa, más fácil es especificar el resultado.

Ahora, si una función se presta a ser contratada, la siguiente consideración es la ventaja del proveedor: ¿Tiene una ventaja estructural? Ésta podría estar simplemente en los costos más bajos de un proveedor. También conviene observar si el proveedor podría tener datos y tecnología que el cliente tendría problemas para replicar como el acceso a un gran grupo de datos o una solución patentada, para encontrar dependencias entre grandes conjuntos de datos o parámetros. O puede tener habilidades y capacidades que el cliente no puede igualar.

Outosurcing y el talento van de la mano

Con la demanda de personas con habilidades de Big Data que superan la oferta, el outsourcing podría ser una de las formas prácticas para que una empresa asegure el talento necesario para desarrollar algoritmos específicos.

Ahora, cuando un proveedor ofrece una ventaja estructural en funciones de bajo valor, la decisión de externalizar no es difícil de tomar, ya que hay poco valor en riesgo. Pero cada vez más, los proveedores pueden tener una ventaja en funciones consideradas más críticas para el negocio, como la recuperación de la cartera vencida, que en el caso de las PyMEs determina la disyuntiva de continuar o no el negocio. En este caso, las organizaciones necesitan proceder con mucho más cautela al terciarizar la función.

Vale remarcar que, con el tiempo, la tecnología y digitalización romperán las cadenas de valor tradicionales en todas las industrias. Y una importante ventaja competitiva será la alta especialización e infraestructura tecnológica que cada empresa de outsourcing pueda brindar a lo largo de la cadena de producción y suministro.

Se prevé que eventualmente una empresa podría externalizar etapas enteras de la cadena de valor. Por ejemplo, subcontratar todas sus operaciones a firmas de terciarización con los datos y la experiencia adjunta para reducir los costos y aumentar la productividad y la seguridad. Tales desarrollos obligarían a una reevaluación radical de lo que constituye una capacidad empresarial básica.

Es probable que diferentes compañías lleguen a diferentes puntos de vista. Uno podría encontrar que descubrir y desarrollar nuevos recursos es su fortaleza principal, otro podría darse cuenta de que las habilidades de marketing lo distinguen. Claro que aún no llega el momento de tomar decisiones tan trascendentales. El impacto futuro de la tecnología aún es demasiado incierto. Lo que las organizaciones deben hacer es asegurarse de que capturan las ganancias a corto plazo que ofrece el outsourcing y que no limita sus opciones estratégicas futuras.

Las tres reglas de la externalización

  1. Mantener el control digital internamente. Las empresas deben protegerse contra acuerdos de externalización o asociaciones que les impidan adoptar nuevas tecnologías o contratar a nuevos proveedores. Conviene evitar las transacciones que dependen del uso de tecnología patentada o de nicho. Los estándares de tecnología abierta serán clave para mantener opciones estratégicas futuras. También necesitan controlar los datos y la arquitectura del sistema para que puedan cambiar con los tiempos a medida que surgen opciones nuevas e imprevistas.

También deben mantener el control de sus datos y de los conocimientos, derivados de ellos. Esto es que los buenos datos, y grandes volúmenes de ellos, toman mejores decisiones. El regalar datos aumenta la dependencia de los proveedores y porque los datos podrían utilizarse para ayudar a construir modelos que se venden a los competidores.

  1. Flexibilidad de contratos. Ambas partes necesitan incentivos adecuados para que un acuerdo de outsourcing tenga éxito. Compartir ganancias y recompensar resultados aún se aplican en la era digital. Pero en lo que respecta a los resultados, se requerirá flexibilidad. Los avances tecnológicos podrían requerir la reescritura frecuente de los resultados acordados y la forma en que se miden.
  2. Mantener la tensión competitiva. El riesgo de subcontratación a un solo proveedor dominante es perder el apalancamiento sobre el proveedor por falta de una competencia creíble y significativa.

La externalización puede ser enormemente beneficiosa y a veces incluso crítica para capturar el potencial de las nuevas tecnologías y capacidades digitales. Algunas empresas podrían optar por subcontratar con el fin de ganar tiempo para desarrollar sus propias habilidades y capacidades, mientras que las más pequeñas podrían subcontratar para aprovechar las capacidades de los nuevos proveedores y sus vastos conjuntos de datos, obtener información que antes sólo las empresas más grandes podrían disfrutar.

En última instancia, cuando se enfrentan a proveedores cada vez más inteligentes y capaces, muchas de ellas tendrían que replantear su negocio principal. Mientras tanto, necesitan ser altamente estratégicos en sus decisiones sobre qué terciarizar y cómo hacerlo.

Acerca del autor

Alan Ramírez Flores es CEO de Coperva y especialista en outsourcing.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?