Nuestros sitios
Ver edición digital Título de la edición actual
Comparte
Compartir

Cultura organizacional

Tenis de Xinjiang

China es la segunda economía del mundo, con una de las historias de crecimiento económico y de combate a la pobreza más importantes en el siglo XX; ha fomentado este crecimiento, en gran medida, luego de ser “la maquila del mundo”. Con alta capacidad instalada y costos laborales bajos, ha permitido la economía de escala de miles de productos, muchos de los cuales consumimos o usamos a diario.


Mit Sloan 18 Ago 2020
Tenis de Xinjiang

Sin embargo, nunca hay que olvidar que la República Popular China es una dictadura bajo el dominio del Partido Comunista Chino y cada vez más del presidente Xi Jinping. Una dictadura oligárquica, donde el Estado tiene un control casi completo sobre su población, donde no existe la libertad de prensa o de asociación. Donde el poder se concentra en el Partido y cualquier opinión, expresión o apariencia discordante, así como diferente es acallada. Es importante recordar también que existe la República de China, conocida como Taiwán, que es una democracia libre.

En distintas ocasiones se ha llamado la atención a las condiciones laborales y ecológicas de las manufacturas chinas. La dictadura china y las grandes empresas que maquilan allí sus productos no suelen preocuparse por dichas condiciones. Con la diferencia que las grandes empresas transnacionales reciben la presión de la prensa libre, las ONG y sus clientes, quienes más de una vez los han obligado a cambiar sus métodos y formas de laborar. Entre otras razones, es por eso que prácticamente todas las universidades y escuelas de negocios tienen cursos de Sustentabilidad y Ética Empresarial

Estas semanas, diarios como Washington Post, New York Times y el programa Last Week Tonight, con John Oliver, han vuelto a poner en la discusión pública el genocidio cultural de la República Popular China a la minoría étnica Uighur, y cómo algunas empresas como Nike se han visto beneficiadas por ellos; la cual, entre 1998 y 2013 implementó políticas y procesos corporativos para evitar volver a contratar maquilladores que violen derechos humanos. Es importante repasar estos hechos para seguir trabajando por cadenas de producción transnacionales sin abusos a los trabajadores.

Uighur en Xinjiang

Los Uighur son una minoría étnica de lengua túrquica, en su mayoría musulmanes que viven en la provincia noroccidental de Xinjiang. Los Uighur se diferencian de la mayoría de sus connacionales por etnia y religión. Se estima que en Xinjiang, el 45% son Uighur, mientras que 40% son Han (grupo étnico mayoritario en China).

La dictadura teme a lo que es diferente. Lo considera como peligroso al control total que el gobierno quiere tener sobre su población.

El gobierno de la República Popular China ha intensificado sus esfuerzos por aplastar y eliminar la identidad cultural de los Uighur durante el siglo XXI. El terrible 11 de septiembre de 2001 le dio el pretexto de “combatir el terrorismo”; en 2009, las protestas de los Uighur terminaron con violencia en las calles, intensificando la presencia policiaca china. Pero la llegada de Xi Jingping al poder (2012, como Secretario General del Partido Comunista Chino y 2013 como Presidente de la República) ha aumentado la opresión hacia los Uighur.

En 2016, Xi nombró como Secretario del Partido en Xinjiang a Chen Quanguo, político que ya había trabajado en otra región autónoma problemática para el régimen comunista, el Tibet. Desde el 2016, ha aplicado políticas para “pacificar los movimientos separatistas y combatir el terrorismo”. Ha incrementado la vigilancia y controles a la población con el uso biométrico que registran toda la actividad de las personas, ha implementado “campos de reeducación” para posibles disidentes opositores, amplió los campos de detención contra minorías étnicas y exhortó a los funcionarios locales a “reunir a todos los que deberían ser detenidos”.

Se estima que un sexto de la población Uighur ha sido detenido en campos de concentración. Siendo la mayor cantidad de personas de tendidas en campos de concentración desde la Segunda Guerra Mundial

Los detenidos en estos campos son aislados de sus familias y “reeducados” sobre las virtudes del régimen y del Partido. Muchos de ellos son obligados a trabajar en fábricas de maquila para grandes empresas transnacionales. Según reportes del Washington Post, Nike era una de las empresas con contratos con este tipo de maquiladoras. Y al difundirse estas noticias, la firma ha cancelado dichos contratos.

Nike

No es la primera vez que Nike se enfrenta acusaciones de este tipo. A finales del siglo XX, recibió denuncias por malos tratos laborales en sus maquilladores y los impactos ecológicos negativos. En 1998, ante dichas acusaciones, CEO y presidente, Phil Knight, inició una etapa de transformación para corregir y prevenir. Algunas de las políticas y procesos implementados fueron:

  • Relaciones estratégicas con ONGs, entre ellas Fair Labor Association, que además de transmitir sus conocimientos y experiencias, auditaba a Nike.
  • Incorporar estándares, laborales y ecológicos en contratación de proveedores.
  • Mover a su equipo de Responsabilidad Corporativa en el organigrama y la toma de decisiones corporativas. De tal modo, desde el diseño hasta la producción y comercialización de sus productos tenían un enfoque sustentable.
  • Desarrollo de métricas de sustentabilidad e impacto ecológico, social y laboral.
  • Publicación voluntaria de reportes de Responsabilidad Corporativa, el primero en 2002 y el segundo en 2005
  • Relación más cercana con sus maquilladores. Dando conocimientos, controles e infraestructura para mejorar las condiciones laborales y disminuir los impactos negativos.

En 2013, reconociendo que les quedaba mucho trabajo por seguir realizando, Nike era una empresa distinta. Líder en prácticas positivas laborales, sociales y ecológicas con sus proveedores. Entonces, surgen interrogantes: ¿qué pasó? ¿Por qué vuelve a aparecer Nike en medio de un escándalo, en este caso de trabajos forzados a una minoría oprimida y que se busca exterminar?

Posibles respuestas:

  • Los cambios implementados por Nike son una pantalla para confundir o engañar a sus clientes y críticos.
  • Las medidas implementadas por Nike, si bien han tenido resultados correctos, son incompletas y deben de profundizar
  • Las cadenas de producción globales son extremadamente complejas, por lo que el cuidado que una marca puede poner sobre ella nunca será del todo suficiente para evitar este tipo de problemas.
  • El poder del Partido Comunista Chino es tal, que las maquiladoras puedan ocultar de sus clientes este tipo de prácticas.

Sólo nos queda por estudiar posibles soluciones.