Nuestros sitios
Ver edición digital Título de la edición actual
Comparte
Compartir

Cultura organizacional

COVID-19 en el país: una entrevista con Carlos Rojo Macedo, presidente ejecutivo de la ABM

En tiempos de pandemia, el papel de la Asociación de Bancos de México es fundamental con base en los distintos programas implementados para apoyar a sus clientes y colaborar, de la mejor manera, con el Gobierno Federal; así como con el Banco Central y entidades federativas.


Mit Sloan 12 Jun 2020
COVID-19 en el país: una entrevista con Carlos Rojo Macedo, presidente ejecutivo de la ABM

MIT Sloan Management Review México (Milton Méndez): ¿Cuál es la propuesta de política económica de la ABM frente a la crisis sanitaria?

Carlos Rojo Macedo: Los apoyos que la economía mexicana está recibiendo para superar la crisis se catalogan en tres grandes bloques: el primero es el estímulo fiscal del Gobierno Federal, el cual suma -aproximadamente- 0.7 puntos porcentuales del PIB, que es el equivalente a 180 millones de pesos; y, dos terceras partes corresponden a los cuatro millones de créditos a la palabra, a las Tandas para el Bienestar, entre otros. La banca está participando en su dispersión y, en algunos casos, sin cobrar comisión. El resto, 0.3 puntos del PIB, son los apoyos que ofrece la Banca de Desarrollo y que suman 61 mil millones de pesos.

El segundo bloque son los estímulos o programas del Banco de México, que ha ofrecido un paquete de medidas para otorgar liquidez al sistema financiero por un total de 750 mil millones de pesos bajo 10 iniciativas; en adición a esto, el Banco Central disminuyó el Depósito de Regulación Monetaria (DRM), devolviéndole 50 mil millones de pesos a la banca para fomentar mayor crédito.

La suma de lo que está haciendo el Gobierno Federal más apoyos del Banco de México, suman 3.3 puntos del PIB de 2019; es un buen inicio, pero es mucho menor de lo que se está viendo en algunas otras economías de distintas latitudes. Vale la pena señalar que el Banco Central ha estimulado la economía mediante su política monetaria, en la que la tasa de referencia ha bajado 150 puntos base desde que arrancó la pandemia (entre marzo y mayo); es el nivel más bajo desde 2016 y, además, es el octavo recorte consecutivo de parte del Banco.

Según el consenso de los analistas, la tasa de interés ronda entre 4.5 y 4.75, y eso lo creo porque la inflación está bastante controlada. Y una vez que bajen las tasas, lo que se estaría buscando es reactivar la economía; es decir, está bajando el costo del dinero y con eso se apoya la demanda interna, sobre todo en un contexto de poca actividad económica.

Previo al coronavirus, ya habíamos visto un débil desempeño de la economía mexicana, y evidentemente con el freno que le pusimos a la misma economía, como ocurrió tanto en México y el resto del mundo, la lógica sería que debería de incentivarse el crédito para que fluya a los sectores público y privado.

Y finalmente, entro a lo que estamos haciendo en la banca: el gran reto es trabajar de manera expedita y responsable para trasladar la liquidez en forma de crédito a sociedad mexicana. Los soportes regulatorios que hemos recibido del lado de la Secretaría de Hacienda, a través de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, han sido fundamentales para que la banca ofrezca programas de apoyo a 7.9 millones de usuarios, como el de cuatro meses de diferimiento, de algunas amortizaciones, con la posibilidad de ampliarlo dos meses más.

Méndez: ¿Cómo vislumbran la economía nacional en los próximos meses?

Rojo: Se requiere apoyo por parte de la Banca de Desarrollo, en forma de garantías, para que la banca comercial pudiera prestar el ahorro de los mexicanos. En la banca, tenemos la responsabilidad fiduciaria con quien deposita su dinero y no se puede prestar sin la seguridad de regresarlo a nuestros depositantes, por eso es relevante que la banca de desarrollo actúe rápidamente con un programa de garantías que nos ayude a potencializar esos recursos. Habrá que asegurar el Estado de Derecho para que haya más inversión, generadora de empleo y riqueza en el país.

Méndez: ¿Qué papel jugarán estados y municipios para reactivar la cadena productiva?

La banca ha sido proactiva y junto con otros actores ya está trabajando en diseñar un programa de garantías de apoyo a las PyMEs, en el que los estados aportan recursos como garantía. Hoy existen 25 estados que podrían aportar, aproximadamente, 6 mil millones de pesos que funcionarían como garantía para potencializar y arrancar las cadenas productivas en las 32 entidades federativas.

La idea es replicar el programa de cadenas productivas de Nacional Financiera, con garantías de la Banca de Desarrollo y los estados. En el caso del Gobierno Federal, éste solicitó una bolsa de 1.6 puntos del PIB, que son 420 mil millones de pesos, para hacer frente al reto económico y de salud.

Méndez: ¿Cómo está aprovechando la banca el uso de la tecnología en tiempos del coronavirus?

Rojo: Es importante señalar que, antes del COVID-19, el 95 por ciento de las transacciones se hacían en efectivo. Estamos aprovechando este momento para generar una mayor educación financiera en temas de seguridad, ahorro y crédito, a través de medios digitales.

Diez iniciativas del Banco de México

El Banco Central prevé que las primeras nueve medidas estén en vigor hasta el 30 de septiembre de 2020, mientras que la vigencia de la décima será determinada por la Comisión de Cambios.

  1. Incremento de la liquidez durante los horarios de operación para facilitar el óptimo funcionamiento de los mercados financieros y los sistemas de pagos.
  2. Ampliación de los títulos elegibles para la Facilidad de Liquidez Adicional Ordinaria (FLAO), operaciones de coberturas cambiarias y operaciones de crédito en dólares.
  3. Ampliación de contrapartes elegibles para Facilidad de Liquidez Adicional Ordinaria (FLAO).
  4. Ventanilla de reporto de valores gubernamentales a plazo.
  5. Ventanilla de intercambio temporal de garantías
  6. Facilidad de Reporto de Títulos Corporativos (FRTC).
  7. Provisión de recursos a instituciones bancarias para canalizar crédito a micro, pequeñas y medianas empresas y a personas físicas afectadas por la pandemia.
  8. Facilidad de financiamiento a instituciones de banca múltiple garantizada con créditos a corporativos, para el financiamiento de la micro, pequeña y mediana empresa. 
  9. Permuta de valores gubernamentales.
  10. Coberturas cambiarias liquidables por diferencia en dólares de Estados Unidos con contrapartes no domiciliadas en el país, para operar en los horarios en que los mercados nacionales están cerrados.

Carlos Rojo Macedo

¿Quién es Carlos Rojo Macedo?

Actualmente, es Presidente Ejecutivo de la Asociación de Bancos de México, en la que previamente fue Vicepresidente del Grupo A. Funge como Director General de la Oficina de la Presidencia de Grupo Financiero Banorte. Se graduó de la Licenciatura en Economía en la Universidad Iberoamericana, y estudió un posgrado en Ingeniería Financiera y Finanzas Corporativas en la Universidad de California, Los Ángeles (UCLA).