Nuestros sitios
Ver edición digital Título de la edición actual
Compartir

Un análisis de crecimiento para México y América Latina

La nación mexicana requiere de un plan para transformarse de cara a la crisis sanitaria que se vive a nivel global.


Tatiana Johnson 04 Jun 2021
Un análisis de crecimiento para México y América Latina
Un análisis de crecimiento para México y América Latina 0

Se están comiendo tu almuerzo
Estas fueron las palabras del presidente Donald Trump al exvicepresidente Joe Biden durante el primer debate presidencial de Estados Unidos. De cierta forma, cabe ampliar la pregunta a la región: ¿se están comiendo nuestro almuerzo? Y de ser así, ¿donde come uno comen dos?

México necesita un plan para transformar las ganancias de este desorden generado por la pandemia de la misma forma que China ha demostrado que es posible.

México está en una posición histórica de convertirse en una economía digital, ecológica y autosuficiente, si así se lo propone. China es el único país del mundo que tiene previsto crecer 1% este año, mientras que Latinoamérica tiene previsto caer un 7.5% y México un 10.5%. De hecho, el INEGI ya presentó una caída del Producto Interno Bruto de 17% en el segundo trimestre en comparación al primer trimestre del año con una caída de 1.2%.

Esto es un retraso que va a afectar a generaciones, donde la velocidad y agilidad de la recuperación de la nación mexicana cuelga de su estrategia y cartera de inversión.

Crecimiento del PIB de México

Un análisis de crecimiento para México y América Latina 1

La adversidad es, sin duda, el amigo del que está preparado, y toda preparación viene con una estrategia. Por eso el famoso estratega Sun Tzu, autor de “El Arte de la Guerra”, dice que la guerra no se gana en el campo de batalla, se gana mucho antes con la estrategia. El caso en México es precisamente ése, que estamos jugando sin plan y sin defensa. Sin un
posicionamiento claro, sin estrategia o narrativa. Porque mucho antes de la pandemia, en 2019, ya se registraba un saldo negativo en su PIB con una caída de 0.1%. Junto a Argentina, fueron los únicos países de América Latina en registrar pérdidas.

Sin plan porque siguen apostando por la exportación de materia prima como el petróleo y minerales, sin diversificar en un ecosistema tecnológico robusto como lo requiere la economía digital, y como Israel o India lo vienen haciendo.

La energía renovable y manufactura ecológica es la próxima gran apuesta global. Y sin un posicionamiento claro en su cartera de inversión y narrativa, México va a tener dificultades en monetizar un modelo de negocio inteligente, en especial cuando siguen apostando por Pemex como vaca gorda.

Sin defensa porque no están cultivando nuevos sectores y alianzas comerciales, talento local y compañías rentables. Con el fin de no gastar no están invirtiendo y apoyando a los sectores y activos que más lo necesitan: los empresarios, los estudiantes y las futuras generaciones. El comercio con Estados Unidos, ahora con el T-MEC, no puede ser la única ventaja competitiva del país. Para estar a la delantera se necesita saber marcar el ritmo y tener dominio del balón.

Compañías exitosas como Grupo Bimbo son de las más diversificadas con apuestas e inversiones en Asia, México y Norteamérica en este año. La mayoría de ventas (67%) provienen del extranjero y es entre las pocas compañías en la bolsa de valores que ha registrado un crecimiento en su valoración este año.

Con una cartera diversificada y estratégica, Grupo Bimbo está creciendo y transformando ganancias del desorden. Sin embargo, la cartera y economía del país muestra que siguen intentando atrapar la pelota, cuando deben de estar a la delantera con la creación de motores e inteligencia que dé un valor mayor a la propia materia prima como lo hacen Japón, Taiwán y China con los semiconductores o los dispositivos móviles; por cierto, esta última nación busca ser autosuficiente en tecnología de chips y dominar el mercado mundial.

Si empezamos con el capital humano, países como China y Japón tienen alta enseñanza y nivel educativo, al igual que alto consumo electrónico. Lo curioso está en sus números, si comparamos China con México nos damos cuenta que la primera cuenta con un 64% de penetración de Internet, mientras que la segunda tiene el 70% de la población en línea.

IAB México reporta que el 90% de los usuarios de Internet tiene un teléfono inteligente. Potenciemos este acceso a dispositivos con lo mejor en e-learning para así exprimir esos recursos y el tiempo de consumo de los jóvenes y cultivar emprendedores. Conectemos a todo México a lo mejor en 4G / 5G, y equipemos a los jóvenes con tabletas y libros.

Incentivemos la inversión extranjera y local de compañías en telecom, Inteligencia Artificial, informática, centros de datos con exenciones de impuestos y subsidios basado en tasas de empleo.

China cuenta con 10 veces más usuarios que México -904 millones vs 80 millones-, y ha venido atrayendo inversión extranjera por décadas; además, cuenta con una sociedad altamente digitalizada: 92% de residentes en las ciudades más grandes de China usan sus celulares como método de pago en vez de efectivo, mientras que en áreas rurales lo usan 47% de los residentes.

México no atrae inversión extranjera y tampoco se ve protegiendo o equipando a las PyMEs y talento local. Este síndrome no es realmente nuevo en nuestro continente, como podemos ver en este análisis de Atlantico, que analiza la capitalización de compañías tecnológicas en función del PIB en Latinoamérica, y países como Estados Unidos, China, India y Brasil. Por ejemplo, en comparación con EE. UU., Latinoamérica representa el 2.2% de su PIB; en tanto que para los estadounidenses, las compañías tecnológicas representan el 39%.

Un análisis de crecimiento para México y América Latina 2

CB Insights nos demuestra que la financiación global total ha alcanzado un nuevo récord en este último trimestre del año con aproximadamente 72 billones de dólares inversión con el 53% dirigido a Norteamérica, 34% a Asia y 13% a Europa; es decir que el crecimiento y la inversión no han parado en esta pandemia. Más bien, se han disparado.

Un análisis de crecimiento para México y América Latina 3

Todo el éxito está en atraer inversión de capital que va mayormente dirigido al sector tecnológico y multiplicar retornos con apuestas inteligentes, la economía del futuro. Por eso, Latinoamérica debería unir fuerzas como lo ha hecho la Unión Europea y trabajar en equipo con patadas coordinadas que lleguen a un gol colectivo, el crecimiento individual y el de la región.

México debería implementar un fondo de inversión con impacto social, tecnológico y ecológico, en el que actúe como Shark Tank con disciplina y visión. Tocar nuevas puertas y sumar socios claves a la mesa para así todos comer, empezando por su gente. Atraer el mejor talento extranjero para posicionar a México como el próximo hub tecnológico, incentivar el
desarrollo de nuevas tecnologías que puedan transformar la manufactura, la compra y el aprendizaje del mañana, e invertir en nuevos sectores y emprendimientos locales.

Acerca de la autora

Tatiana Johnson es CEO en Marketing Venture. Anteriormente, fungió como VP Marketing LATAM en Teads. Mercadóloga galardonada, emprendedora, oradora, y adicta a los negocios y tecnología. Tiene estudios de Pre- MBA Leadership Program por la Yale School of Management y Bachelor of Science in Business Administration por la Barry University.

Un análisis de crecimiento para México y América Latina 4