Nuestros sitios
Ver edición digital Título de la edición actual
Compartir

Salud laboral, asunto de compromiso y no sólo de cumplimiento de normas

La salud de los colaboradores debe estar presente en el ADN de la empresa, esto reducirá la rotación de personal y aumentará la productividad de la organización.


Mit Sloan 02 May 2019
Salud laboral, asunto de compromiso y no sólo de cumplimiento de normas

El buen estado de salud de los trabajadores va más allá de un cumplimiento de normas, porque éstas sólo obligan a prevenir enfermedades. Este asunto tiene que estar presente en el ADN de la empresa, es decir, en la misión, visión y valores, sólo de esta forma la organización puede transitar de la prevención a la promoción de la salud laboral.

Muchas empresas se preocupan por crear procesos más eficientes, con los que incremente la productividad, pero pocas consideran que estos procesos también generen una cultura saludable en los colaboradores, asegura Mónica Seara, especialista de la EAE Business School de España.

“La riqueza de una empresa depende de la salud de los trabajadores, es vital que la gente esté sana”, comenta Seara.

En ese sentido, la especialista opina que, si la salud del talento se sigue considerando un tema de normas de cumplimiento, continuará entendiéndose como un proceso burocrático y administrativo; cuando la salud de los trabajadores debe ser parte de la esencia de la empresa.

“Las normas nos hablan de prevención, nosotros de lo que estamos hablando es de promoción de la salud. Realmente tenemos que cambiar eso, hay que hacer un cambio de paradigma en la cultura empresarial y cambiar el foco. La prevención es con el foco del daño y nosotros lo que queremos es poner el foco en el bienestar”, enfatiza.

Por esta razón, Seara expone que este cambio tiene que comenzar desde los líderes de las empresas; es decir, los directores y gerentes deben entender que en el centro de la organización debe estar el colaborador y su buen estado de salud.

La salud del talento es un ganar-ganar, por una parte, se contribuye al bienestar de las personas; para la organización, en tanto, el beneficio es evitar el ausentismo laboral.

“Cuando la tendencia (de ausentismo) es a la alza, las empresas dejan de ser competitivas, eso tiene un impacto directo sobre la productividad y los costes empresariales”.

Salud y atracción de talento

Hoy más que nunca la mayoría de las empresas están ocupadas en mejorar su marca empleadora para atraer al mejor talento, la mejor forma para que la compañía sea un lugar en el que todos quieran trabajar, es convirtiéndola en una organización sana.

“Si tu centro de trabajo tienes un espacio agradable, si hay comunicación, si hay transparencia, si escuchan tus necesidades, si tienes posibilidad de conciliación, flexibilidad horaria, teletrabajo y prácticas saludables, esta empresa claro que atraerá el talento y será fácil retenerlo, siempre que seas coherente es fácil retener el talento”, asegura la especialista de la EAE Business School de España.

Si bien es cierto que cada persona es responsable de su salud, la empresa no puede perjudicarla. La organización tiene que promover buenas prácticas y un entorno seguro, de ahí se parte para la implementación de beneficios como comedores saludables o la promoción de ejercicio.

¿Cómo saber si una empresa es tóxica? La respuesta está en los niveles de rotación. Mónica Seara considera que las organizaciones con un mal ambiente laboral tienen una rotación alta.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?