Nuestros sitios
Ver edición digital Título de la edición actual
Compartir

6 consejos para no “quemar” a tus colaboradores

El agotamiento laboral, también conocido como burnout, ya es considerado una enfermedad. Evitar llegar a este punto es tarea compartida entre los trabajadores y sus jefes.


Mit Sloan 12 Jun 2019
6 consejos para no “quemar” a tus colaboradores

Los empleadores juegan un papel clave para impedir que los trabajadores padezcan el síndrome del agotamiento laboral, conocido también como burnout, señala Hays México, una empresa internacional de reclutamiento de personal.

De acuerdo con Organización Mundial de la Salud (OMS), que recientemente clasificó este síndrome como una enfermedad, los síntomas de este padecimiento pueden incluir:

  • Sensación de fatiga
  • Distanciamiento mental del trabajo
  • Sentimientos de negativismo
  • Reducción de la eficacia profesional.

Algunos indicadores para que los empleadores identifiquen si su personal está en riesgo de desarrollar esta enfermedad son: aparente adicción a su trabajo, es la primera persona en llegar a la oficina y la última en irse; trabaja los fines de semana, no utiliza todos sus días de vacaciones, revisa compulsivamente los correos del trabajo fuera de su horario laboral.

Hays México plantea seis consejos para que los líderes “frenen la tendencia del burnout en los colaboradores”:

1. Piensa en el impacto de tus acciones

Algunos trabajadores tendrán que trabajar hasta tarde o durante el fin de semana. Como líder, no debes establecer esa expectativa en tu equipo a través de tus acciones. Por ejemplo, si estás trabajando tarde, intenta programar tus correos electrónicos para que se envíen sólo durante las horas de trabajo.

2. Recompensa la calidad del trabajo, no la cantidad de horas trabajadas

Revisa cómo mides el éxito y evalúa a los candidatos detenidamente. ¿Tus largos procesos recompensan las tareas correctas? Si no, es hora de un replanteamiento. Del mismo modo, trata de elogiar abierta y públicamente todos los trabajadores comprometidos.

3. Deja de ser tan crítico

Permite que tu equipo establezca sus propios límites y no los juzgues por hacerlo. Por ejemplo, si alguien no puede quedarse tarde para terminar un proyecto por compromisos personales, no te prejuicies. Comprende que no se trata de la cantidad de horas trabajadas, sino de la calidad del trabajo producido.

4. Anima a tu equipo a tomarse un descanso

Motiva a los miembros de tu equipo a que utilicen su tiempo de descanso completamente. Habla con ellos sobre cómo lo usarán y, lo que es más importante, reitera que no deseas recibir ningún correo electrónico de ellos mientras están fuera.

5. Evita el efecto contagio

No permitas que los hábitos de adicción al trabajo se extiendan al resto del equipo. Como dice el psicólogo organizacional Woody Woodward: “Es importante no castigar a los miembros de tu equipo más productivos y equilibrados con plazos y cargas adicionales creadas puramente por su adicción al trabajo”.

6. Sé un ejemplo a seguir

Es importante que seas un modelo de comportamiento y actitudes saludables. Entonces, comienza estableciendo límites conscientemente y comunicándolos a tu equipo. Y lo que es más importante, descansa al igual que ellos.

 

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?